name="bordes_r1_c1"

Presentación CIHELA 2018

por Jorge Bralich
 


Estimados amigos y colegas: Nuestra querida colega Miryam nos ha hablado muy ajustadamente sobre las posibilidades de reforma educacional en 1918, en este ámbito latinoamericano. Ahora nos toca a nosotros considerar de qué manera se puede encarar la historia de la educación y que dificultades o problemas se le pueden presentar al que se aboca a esa delicada tarea, problemas y dificultades que -quizás- nuestra colega tuvo que enfrentar. Estamos aquí en la inauguración de un nuevo congreso y esto nos hace recordar que un tiempo atrás, el Dr. Florencio Escardó -ex vicerrector de la UBA- haciendo humorismo bajo el pseudónimo “Piolín de macramé” afirmaba que los congresos son una especie de turismo cultural, con mucho de turismo y poco o nada de cultural. Nosotros hoy trataremos de demostrar que en este congreso habrá -quizás- un poco de turismo (y no nos parece mal), pero mucho de cultural. Veamos las razones.

Más allá de los cientos de definiciones que ha recibido la actividad humana llamada “educación”, la misma ha consistido siempre en comunicar a las generaciones jóvenes la cultura de ese grupo social (sea este una familia, una tribu o una nación) para que esos jóvenes puedan integrarse al grupo. La educación ha sido un mecanismo vital para los grupos sociales porque sin ella, las tradiciones del grupo desaparecerían y con ella la propia esencia del grupo. La cultura (vale decir, los conocimientos, las técnicas y los valores que caracterizan a una sociedad) constituye el cemento que une y da permanencia a la misma a través del tiempo. Hoy no hay aquí ninguno de los uruguayos que existían hace un siglo; sin embargo nos sentimos formando parte de la misma sociedad. Más allá de las variaciones que puedan producirse en cada cultura, las permanencia de sus elementos básicos hace que cada grupo social se reconozca a si mismo a través del tiempo.

Ahora bien, la historia de esa actividad humana llamada educación puede ser encarada por un lado como la historia de los medios utilizados para esa acción de transmisión cultural, es decir, la historia de los métodos, de las técnicas, de las formas organizativas, etc. En este caso podemos pensar -sin mayores dificultades- en una visión universal o al menos, regional, ya que los mismos medios se han utilizado de manera extendida a lo largo y ancho del tiempo y de los espacios: por ejemplo, el educador sentado frente sus educandos es una imagen que nos acompaña desde tiempos remotos (¡y aun hoy nos cuesta desterrarla!), los medios visuales utilizados (la pizarra, el pizarrón, las proyecciones luminosas, los videos, las pantallas digitales, etc.) fueron apareciendo y sustituyéndose poco a poco a lo largo del tiempo, los sistemas organizativos se desarrollaron en los últimos siglos acompasando las transformaciones sociales, etc. Esto que hoy estamos haciendo sería algo de eso: esta convocatoria tiene como eje central estudiar y analizar el Movimiento de Reforma Universitaria de Córdoba, el cual - justamente- alcanzó un despliegue regional y nosotros estaríamos analizando sustancialmente los medios educacionales implicados: en este caso el control del sistema educativo (sistemas de gobierno de las universidades, acceso al sistema, designación de los docentes, etc.)

Algo distinto sería si encarásemos la historia de la educación, no como la evolución de los medios utilizados, sino de los contenidos transmitidos, vale decir, de las culturas que se comunican. En este caso, nos sería más dificultoso pensar una visión diacrónica universal de esos contenidos porque las culturas cambian, pero no “evolucionan” salvo en algunos aspectos como los conocimientos y las técnicas, donde se dan -sí- procesos acumulativos: los nuevos conocimientos o técnicas sustituyen a los anteriores, que pierden jerarquía. En el plano de los valores -en cambio- sería muy atrevido señalar “avances” o “retrocesos”, por más que esto pueda incomodar a quienes defienden hoy ciertos valores como “mejores” que los anteriores, En razón de estos dichos, no nos será fácil pensar una “historia universal” de la educación, ya que cada sociedad desarrolla su propia y peculiar educación -y tiene su peculiar historia- acorde con su propia cultura, más allá de que utilice medios comunes a otras sociedades. Las “historias universales” suelen ser -generalmente- una simple sumatoria de historias particulares.

Todo esto nos plantea un desafío, ya que los que buceamos en las profundas aguas de la historia, seguramente nos encontraremos con culturas distintas a la que nosotros portamos, aún si buceamos en la historia de nuestra propia educación, ya que nuestra sociedad cambia a lo largo del tiempo (aunque se trate sólo de unas pocas décadas). Estaremos entonces obligados a entender, a interpretar, acciones, ideas, valores muchas veces alejados de nuestra experiencia vital y ello nos puede inducir a interpretaciones inadecuadas.

Vale decir, entonces, que la cultura se nos presenta como una rica cantera en donde bucear, pero donde debemos hacerlo con una actitud abierta, fundamentalmente como fuente de inspiración para la elaboración de nuevas respuestas a los desafíos del presente. Naturalmente que se nos plantean grandes dificultades: nos vamos a enfrentar con culturas propias de otras sociedades (o de la nuestra, pero de otros tiempos) y quizás no sepamos comprender adecuadamente esa cultura; quizás malinterpretemos esa realidad a la que nos enfrentamos. No conozco una receta infalible para enfrentar este problema, sino -simplemente- pertrecharnos de un sólido espíritu crítico que nos permita ubicar esa realidad en su contexto social o político. No hace mucho me permití hacer humorismo con una situación dada en nuestra sociedad montevideana allá por comienzos del siglo XIX: un educador (José Catalá y Codina) mostraba las bondades de un sistema educativo: las escuelas lancasterianas. Este educador señalaba a una asamblea de vecinos, que con este sistema, los niños en lugar de necesitar seis años para aprender a leer y escribir, lo podían hacer en dos y le decía a sus oyentes: “Nos resultan pues, cuatro años de diferencia que se ahorran los padres de pagar escuela a sus hijos (...) Pero me falta aún lo principal, que son los 4 años que se ahorran los niños en su educación, que pueden y deben emplear en oficios, comercio, agricultura, etc.; estos 4 años debo también incluirlos en la cuenta. Debo pues suponer que cada niño puede ganar en cualquier trabajo que emprenda (...) seis pesos por mes, que multiplicados por 12, que son los meses del año, deducimos que cada niño gana al año 72 pesos; multiplicada ahora esta cantidad por mil, que es el número de los niños, asciende a 72.000 pesos; y multiplicada esta última cantidad por 4, que son los 4 años que ahorran los niños y dedican al trabajo después de educados, hace un producto total de 288.000 pesos.”(!)

Este educador, que explica a los padres lo que puede rendir económicamente el trabajo de sus hijos, hoy nos provoca asombro (y quizás risas), pero ¿es peor que nosotros, que nos estamos riendo de él? ¿Utilizaremos este ejemplo sólo para demostrar de qué manera hemos progresado social y moralmente? ¿O -por el contrario- nos servirá para entender la necesidad de una adecuación de las propuestas educativas al contexto social, político, económico? Porque, en este caso, la propuesta referida estaba dirigida a una sociedad de comerciantes, de industriales, de ganaderos: de hombres de negocios. ¿Podría -el educador- haber hablado de otra manera? Quizás, pero aquella fue su propuesta y la misma fue bien recibida por los asistentes, aunque hoy -a nosotros- nos resulte descabellada. Vale decir, debemos -de alguna manera- desprendernos de nuestra cultura para empatizar con la cultura que estamos investigando.

Ahora, existe otra cuestión a considerar y es la finalidad de nuestras investigaciones. Naturalmente que investigamos para saber, pero seguramente no será por mero afán de erudición, sino para una ulterior utilización de esos saberes. Y aquí se nos presenta una doble posibilidad: o adecuamos nuestra futura acción a los resultados encontrados… o manipulamos la historia para que respalde nuestra acciones ya determinadas, como se ha hecho muchísimas veces. Siempre ha existido la tentación (y el riesgo) de manipular la historia, de utilizar esa rica cantera de la que hablábamos para los propios fines personales o de grupo. No es necesario remitirnos a la conocida ficción de Orwell -1984- en donde la historia era re-escrita diariamente para adecuarla a las necesidades del gobierno. Tenemos ejemplos reales: por ejemplo se adulteraron documentos, como se hizo con fotos de líderes políticos, a los que se eliminaba para que no apareciesen compartiendo un estrado con otros (el caso de Trosky y Stalin). Pero otras veces, la manipulación es más sutil, menos flagrante: simplemente se desestiman o se soslayan algunos datos que pueden ir en contra de nuestros intereses, de nuestra ideología. Con hábiles “interpretaciones” de los hechos o haciendo una sutil selección de los mismos, podemos presentar nuestras acciones respaldadas por décadas o siglos de experiencias históricas; podemos -incluso- crear los mitos que luego -con el paso del tiempo- terminan constituyéndose en “la verdad histórica”. Y aquí permítanme citar una experiencia personal: investigando la reforma educacional promovida por José P. Varela, encontré que éste hacía propuestas muy renovadoras -y hasta revolucionarias- para la sociedad del momento. Estas propuestas consistían en que la gestión del sistema escolar se ejerciese directamente por parte de los vecinos: el pueblo instalaba la escuela, administraba los recursos económicos, designaba el maestro… incluso elegía mediante el voto al Inspector Nacional de Educación. Curiosamente, este aspecto de las propuestas de Varela fue prácticamente ignorado no sólo por el gobierno dictatorial de Latorre, sino por el resto de la sociedad; en lo sucesivo esa propuesta quedó encubierta -hasta hoy- por otras propuestas (la obligatoriedad escolar, la gratuidad de la enseñanza, etc.) menos renovadoras porque ya existían, pero que no tocaban el tema del contralor del sistema educativo, el que aún hoy se sigue disputando por parte de los poderes político, sindical, religioso, etc. ¿Hubo manipulación?

Todo lo dicho anteriormente vale para nuestra empresa de enfrentarnos como historiadores al fenómeno educación, pero ahora nos cabe hablar de nosotros, no como investigadores aislados enfrentados a la historia, sino como historiadores “congregados” ¿Para que puede servirnos este congreso? No vamos a aceptar aquí aquella propuesta de los italianos que decía: “¿volete fare niente?, fate un congresso” (¿no quieres hacer nada?, haz un congreso), ironizando sobre la inutilidad de esos eventos que se convocan para tratar temas trascendentales (por ejemplo la Paz Mundial) pero terminan sin consecuencias concretas (los hombres se siguen matando). No se tratará aquí de llegar a algún consenso, de lograr algún acuerdo, ya que eso no sería viable ni lógico; se trata de reunirnos para intercambiar nuestras experiencias como buceadores en el pasado educacional. Por supuesto que aquí surgen nuevamente las dificultades que poco antes señalábamos. Si encaramos la historia de la educación como la evolución de los medios educacionales (métodos, técnicas, instituciones, etc.), no surgirán dificultades, pero a la hora de encarar la historia de la educación como la historia de los contenidos culturales a transmitir, nos encontraremos quizás con dificultades derivadas de las variadas procedencias de quienes asistimos a este congreso que provenimos de variadas raíces culturales, diferencias que pueden dificultar una adecuada comprensión de experiencias ajenas.

Claro que podríamos recordar aquel consejo que León Tolstoy le dio a un joven escritor: “pinta tu aldea y pintarás el mundo” le decía, queriendo significar que cada aldea -en su singularidad- refleja la esencia de lo universal. Entonces, si esa aldea está bien pintada o sea: si esa escuelita perdida en un rincón de Iberoamérica ha sido bien investigada, bien descripta, seguramente -pese a las peculiaridades culturales que presente- me estará aportando a mi, que soy un investigador de otro lejano rincón iberoamericano, muchas ideas útiles al momento de tener que encarar los problemas propios de mi sociedad, no ya copiando modelos, transportando experiencias ajenas, sino entendiendo más claramente las relaciones que se entretejen entre la educación y la sociedad. Porque más allá de que la cultura de cada sociedad es única, particular, todas se asientan en las pulsiones propias del ser humano, su necesidad de seguridad, sus ambiciones, su egoísmo, su solidaridad, su propia necesidad de supervivencia.

Por todo lo dicho, por lo fecundo que puede ser este encuentro -y además porque descarto que ninguno de ustedes manipuló la historia- abrimos los brazos para recibir a todos con la más cálida fraternidad y la confianza en lograr muy productivas jornadas.

/ / /

La estética de la ética y la política de la neutralidad

por Jorge Majfud, The University of Georgia

La Inteligencia colectiva

por Jorge Majfud, The University of Georgia

Palabras que curan, palabras que matan

por Jorge Majfud, The University of Georgia

La realidad del deseo

por Jorge Majfud, The University of Georgia

Breve historia de la idiotez ajena

por Jorge Majfud, The University of Georgia

Entre curandero y terapeuta o el miedo a la libertad

por Jorge Majfud, The University of Georgia

Blanco x Negro = Negro

por Jorge Majfud, The University of Georgia

En defensa de los valores de la inferioridad natural de las mujeres

por Jorge Majfud, University of Georgia

América y la utopía que descubrió el capitalismo

por Jorge Majfud, The University of Georgia

Venezuela, la encrucijada Histórica de un pueblo

por Maximilien Arvelaiz, Moises Durand

Estados desunidos de América

por Jorge Majfud

LA RECUPERACION DEL PARAISO

por Alejandro Serrano Caldera

El imperio de los falsos dilemas. Providas y proabortos

por Jorge Majfud

La rebelión de la alegría

por Jorge Majfud

Una sola Bolivia, blanca y próspera

por Jorge Majfud, The University of Georgia

El bombardeo de los símbolos

por Jorge Majfud

Bienaventuranzas del libre mercado

por José Toledo Alcalde

La irrupción de lo invisible

por William Ospina

La gestación del pueblo brasilero, la universidad y el saber popular

por Leonardo Boff / Servicios Koinonia

"Haya de la Torre y Julio Antonio Mella en México" Carta alusiva del autor

por Ricardo Melgar

La revolución en los claustros

por Por Julián Bruschtein

Eduardo Galeano y los ojos abiertos de América Latina

por Jorge Majfud, Lincoln University of Pennsylvania

El complejo de Malinche

por Jorge Majfud, Lincoln University

El continente mestizo Adelanto de las conclusiones finales del libro La literatura del compromiso

por Jorge Majfud

Al César lo que es de Dios

por Jorge Majfud, Lincoln University

El feminismo conservador

por Jorge Majfud, Lincoln University of Pennsylvania

Estado, divino tesoro

por Jorge Majfud, Lincoln University of Pennsylvania

¿Por qué vivo en Estados Unidos?

por Jorge Majfud, Lincoln University of Pennsylvania

Diez tesis acerca del sentido y la orientación actuales de la investigación sobre la globalización

por François de Bernard

El eterno retorno de Quetzalcóatl II* Quetzalcóatl y Ernesto Che Guevara

por Jorge Majfud, Lincoln University

La política santa y el temblar de los templos

por Jorge Majfud, Lincoln University

Revistas de Pensamiento y Estudios Latinoamericanos:

por CECIES

El capital intelectual

por Jorge Majfud, Lincoln University

Trabajo y migración en las fronteras de la precarización

por Daniela Romina Ferreyra (FFL, UBA)

Entre la pedagogía freireana y el pensamiento decolonial

por Inés Fernández Moujan, Universidad Nacional de Río Negro

(DIS)LOCACIONES DE LA GLOBALIZACIÓN

por Ana Carolina Dilling, FFL UBA

Colonialidad del ser, delimitaciones conceptuales

por María Marta Quintana, Universidad Nacional de Río Negro

LA OPCIÓN DECOLONIAL

por Zulma Palermo, Univ. Nac. de Salta

Racismo cultural, migración y ciudadanía

por Lucía Alicia Aguerre

Monopolio de la palabra y disputa de sentido

por Rosario Sánchez (UBA)

El Desastre Natural. Una lectura alternativa

por Margarita Gascón (CONICET, Instituto de Ciencias Humanas, Sociales y Ambientales, Centro Científic)

Cine latinoamericano

por Jorge Majfud, Lincoln University

Notas al margen del camino*

por Jorge Majfud

Pensamientos sobre la integración latinoamericana: un corpus textual

por Gerardo Oviedo UBA-UNLP-USES

El Producto de la Bestia Interior

por Jorge Majfud, Lincoln University

Disculpen la molestia

por Eduardo Galeano

UNA DECLARACIÓN FEMINISTA AUTÓNOMA

por Encuentro Feminista Autónomo, Ciudad de México

AHORA, QUE JUEGEN LOS NIÑOS

por Eduardo Bustelo Graffigna, Universidad de Cuyo

Interculturalidad, verdad y justicia

por Dina Picotti, Universidad de General Sarmiento

SEGUNDA INDEPENDENCIA, Nuevas formas de democracia en América Latina

por Dina Picotti, Universidad de General Sarmiento

El realismo mágico latinoamericano Honduras y Uruguay: tan diferentes, tanto iguales

por Jorge Majfud, Lincoln University

Cultura Popular e Imaginario Social

por Adriana Fernández Vecchi

La guerra ilustrada, una visión del conflicto hispano norteamericano

por Carlos Javier Pretti (CONICET)

Morir en América latina en los tiempos de las revoluciones

por Gustavo Ortiz (CONICET)

¿INDIANISMO O INDIGENISMO?

por Gustavo R. Cruz

Superhéroes (V) La cultura de las máscaras

por Jorge Majfud, Lincoln University.

La Virgen y el Quetzal, memoria profunda de Amerindia

por Jorge Majfud, Lincoln University

Salvación colectiva por la sociedad

por Canzutti Alan, UNCo

La vanidad de los pueblos

por Jorge Majfud, Lincoln University.

Armas y letras

por Jorge Majfud, Jacksonville University

El insospechado universo de Amerindia (I)

por Jorge Majfud, PhD. Jacksonville University

Soliloquio debajo del puente Lavalle (San Salvador de Jujuy)

por Mario Vilca (UNJ)

El hombre nuevo en la crítica moderna

por Jorge Majfud, Jacksonville University

Los ojos cerrados a la espera del sol maduro

por Mario Vilca (UNJ)

Manifiesto Antipaisajístico

por Mario Vilca (UNJ)

El motor de las contradicciones

por Jorge Majfud, PhD. Jacksonville University

El vuelo de la serpiente en el pensamiento latinoamericano

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

El nacimiento del humanismo moderno

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

Poder, autoridad y desobediencia

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

Carta a los rectores de las universidades europeas

por Antonin Artaud

Lo que siempre son los otros

por Manuel Cruz

Memorias de estudiante

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

El identificador de textos

por Jorge Majfud

El futuro del Foro Social Mundial

por Sergio Ferrari

Revoluciones, nuevas tecnologías y el factor etario

por Jorge Majfud

Reorientaciones temáticas y giros conceptuales en la Filosofía de la Liberación contemporánea

por Gerardo Oviedo (UBA, UCES, UNC)

Nuestro idioma es mejor porque se entiende

por Jorge Majfud

Ernesto Sábato, un profeta altermundista

por René Báez

Historicidad y crisis económica

por Norman Palma (Univ. París)

2012 y la cosmología Maya

por Norman Palma (Univ. París)

PENSAMIENTO ALTERNATIVO en la ARGENTINA

por Juana Fátima Luna (UCES)

La Identidad juvenil en el contexto de la Generación de la Reforma Universitaria de 1918

por Uriondo, Ernesto Manuel UNLa

La imaginación de la historia

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

Política y economía norteamericana

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

Mitos fundamentales sobre la inmigración

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

Un ejercicio de pensamiento alternativo latinoamericano

por Ricardo Nicolon

Barbarie, un antiguo debate

por Gregorio A. Caro Figueroa (Todo es historia)

Sarmiento, un torrente vital

por Gregorio A. Caro Figueroa

EL PENSAMIENTO ALTERNATIVO

por Julian Sabogal Tamayo

LAS TEORÍAS DEL MODELO IMPERANTE Y LA NECESIDAD DEL PENSAMIENTO ALTERNATIVO

por Julian Sabogal Tamayo

Indignación

por Chantal Maillard

Althusser, los estudios culturales y el concepto de ideología

por Santiago Castro-Gómez (Universidad Javeriana)

La hora del individuo mundo

por Edgar Borges

Cultura y culturas: Desde la colonialidad del poder y desde los pueblos indígenas (Parte I)

por Rodrigo Montoya Rojas

Una admirable radiografía del disparate que nos comprende como humanos

por Jorge Dobal

La construcción histórica y pluriétnica de los Derechos

por Alberto Filippi (Università degli Studi di Camerino)

Algunas apreciaciones de la juventud latinoamericana

por Ernesto Uriondo (Universidad Nacional de Lanús)

Vigencia de Braudel

por Gregorio A. Caro Figueroa

Entrevista a Jorge Majfud

por Analía Gómez Vidal

Arquitectura, urbanismo y modernidad

por Rafael Ojeda

La identidad del nuevo cine crítico estadounidense

por Jorge Vergara Estévez

Crítica del paradigma del progreso

por René Báez

Iconografía del libro CONTRACULTURA JUVENIL

por Hugo E. Biagini (CONICET - Academia de Ciencias)

Quo vadis Europa?

por Francois de Bernard (GERM)

Cuna de la utopía

por Javier Lajo

La cultura desde las culturas

por Javier Lajo

Horacio C. Guldberg, lector de Ezequiel Martínez Estrada. Praxis utópica y ensayo latinoamericano

por Gerardo Oviedo, Universidad de Buenos Aires y Universidad Nacional de Córdoba.

Crítica literaria: Antología de crónica latinoamericana actual

por Darío Jaramillo Agudelo

El peso del pasado

por Gregorio A. Caro Figueroa

La generación FaceNoBook

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

La realidad y la contra realidad

por Edgar Borges

Carlos Fuentes y la identidad latinoamericana

por Alejandro Serrano Caldera

El preservar y el cambiar

por Gregorio A. Caro Figueroa

Bolivarianos de la Revolución de Mayo

por Jorge Torres Roggero

Lo americano en los circuitos del espanto. Rodolfo Kusch

por Mario Vilca (Universidad Nacional de Jujuy)

‘Intellectus interruptus’: El recorte y la austeridad llegan a la literatura periodística

por Jorge Majfud

A propósito del Día Internacional de la Mujer: Rosa y Clara, dos nombres para la libertad

por Daniela Saidman (Desde Venezuela. Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

La ciudadanía sudamericana

por Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Primero de mayo

por Dr.Ricardo Melgar Bao Instituto Nacional de Antropología e Historia

LOS LINEAMIENTOS DE CUBA A LA LUZ DE LA CRÍTICA DEL CHE A LA ECONOMÍA DE LA URSS

por Sirio López Velasco (FURG-Brasil)

Hacia una historia para la integración latinoamericana

por Edmundo Aníbal Heredia (CONICET)

¿Qué interculturalidad?

por Julio Eduardo Torres Pallara

La humanidad y el planeta

por Rodolfo Bassarsky

El juez de fútbol y el juicio ético

por Hugo Lovisolo, Ronaldo Helal

Mito, utopía y cuestionamiento en la conquista y colonización de América

por Ernesto Barnach-Calbó, Miembro a título individual del Consejo Español de Estudios Iberoamericanos

Manuel Ugarte anduvo en los senderos del Ecuador (I)

por Por Daniel Kersffeld, especial para El Telégrafo

EXPLICITAÇÃO DOS CONCEITOS DAS DIRETRIZES CURRICULARES GERAIS NACIONAIS PARA A EDUCAÇÃO AMBIENTAL

por Sirio Lopez Velasco

EN TORNO A LA OTREDAD: PARADIGMAS Y COMPORTAMIENTOS

por Ernesto Barnach-Calbó Martínez (CEEIB)

Ambrosio Lasso, el ‘Coronel’ de los indígenas

por Daniel Kersffeld

Enrique Terán o el socialismo del desencanto

por Daniel Kersffeld

Reflexiones sobre la “Declaración Universal de la Democracia”

por V COLOQUIO INTERNACIONAL DE FILOSOFIA POLITICA

La segunda juventud de Marx

por Francesc Arroyo

UN CIUDADANO ESCLARECIDO: SILVIO KREMENCHUZKY

por SILVIO KREMENCHUZKY

Yo, Artigas

por Sirio López Velasco

La soledad latinoamericana

por Emir Sader (UERJ)

Integración Programática y Fáctica de la Primera Independencia a Unasur

por Hugo E. Biagini (Academia de Ciencias de Buenos Aires)

Hermes Benítez: “Los partidarios del magnicidio de Allende no comprenden el significado de su sacrif

por Mario Casasús

Costa Rica y Brasil: jóvenes disconformes

por Rafael Cuevas Molina (Presidente AUNA-Costa Rica)

El ensayo Nuestra América y el tiempo presente

por Rafael Cuevas Molina/Presidente AUNA-Costa Rica

UNA ENSEÑANZA SIN REPROBACIÓN ES POSIBLE

por Sirio López Velasco

Éloge de la lenteur / Elogio de la lentitud

por François de Bernard

PRESENTACIÓN DE EL NEUROLIBERALISMO Y LA ETICA DEL MÁS FUERTE

por Hugo Biagini

El adolescente y el mundo contemporáneo de la economía de mercado

por Jesús María Dapena Botero

Bolívar en la revolución latinoamericana

por Laureano Vicuña Izquierdo / El Telégrafo (Ecuador)

Cultura y universidad

por Pedro Rivera Ramos

La Dirección de Ayotzinapa

por Fernando Buen Abad Domínguez

La lectura: ¿una práctica en extinción?

por Marcelo Colussi

Mensaje de Federico Mayor

por Federico Mayor

Albert Camus, del enigma y de la rebeldía. La revuelta. El gran grito de la rebeldía humana

por Gabriella Bianco

Ética de la Reciprocidad y Educación Andina

por Macario Coarite Quispe

ASÍ EN LA PAZ COMO EN LA GUERRA

por Jorge Brioso (Carleton College) y Jesús M. Díaz Álvarez (UNED)

Charlie Hebdo: una reflexión difícil

por Boaventura de Sousa (Universidad de Coimbra - Portugal)

UNA NACIÓN ANTROPOLÓGICA

por Edmundo Heredia (UNC-CONICET)

Desafío para la Filosofía en el siglo XXI

por José Luis Ayala

Alegato contra el coleccionismo privado de manuscritos

por Horacio Tarcus (Doctor en Historia, director CeDInCI/UNSAM, investigador independiente del Conicet)

El graffíti como forma de expresión contra-hegemónica y de emancipación social

por Randal Cárdenas-Gutiérrez

“TODOS SOMOS AMERICANOS” (El Presidente Obama)

por Ernesto Barnach-Calbó

Que la tortilla se vuelva. Una mirada sobre La Voz de la Mujer

por Camila Roccatagliata (Universidad Nacional de La Plata)

Análisis sintético de El Eterno Retorno de los Populismos

por Nidia Carrizo de Muñoz

Texto alusivo a la presentación del libro EL SUPLICIO DE LAS ALEGORÍAS de Gerardo Oviedo

por Hugo E. Biagini

CORREDOR DE LAS IDEAS DEL CONO SUR: REPERTORIO DOCUMENTAL

por Hugo Biagini, Lucio Lucchesi (comps.)

Pensamiento emancipador en el Caribe

por Adalberto Santana

Las traducciones al español de Le temps retrouvé de Marcel Proust

por Herbert E. Craig (Universidad de Nebraska)

Presentación del libro Cartas de Ricardo Rojas

por Hugo Biagini

El posprogresismo en América Latina. Algunas ideas pensadas en voz alta

por Sirio López Velasco

Fernando Aínsa, la reinvención de la utopía

por Edgar Montiel

Las reescrituras del yo en los borradores del último Alberdi

por Élida Lois

ROSARIO BLÉFARI O LA PALABRA MEDIÚMNICA

por Hugo Biagini

Entre cabezas y trash. Cine y clases subalternas en la Argentina 1990-2016

por Demian Alsina Argerich

A World Beyond Global Disorder: The Courage to Hope

por Fred Dallmayr y Edward Demenchonok (eds.)

ENSAYISTAS.ORG incorporó al CECIES entre sus páginas

por CECIES

El Corredor de las Ideas en Pacarina del Sur

por CECIES

UNA FIGURA CONSULAR

por Hugo E. Biagini

L’écoute d’un ami hors norme

por Marcelo Velarde Cañazares

EL MISTERIOSO TRASFONDO DE UNA PIEL ROSADA

por Hugo E. Biagini

José Jara Du retour d’Ulysse à Valparaiso à la pensée posthume de l’exil

por Patrice Vermeren (Université Paris 8)

Razones y caminos del Che (*)

por René Báez (**)

Dimensões Antropológicas dos cultos afro-brasileiros

por Prof.Dr. Antonio Sidekum

HOMENAJE AL 68 DESDE LOS MOVIMIENTOS DE LOS AÑOS 60 HASTA EL MOVIMIENTO ALTERMUNDISTA

por Dr. Gabriella Bianco, PhD (UNESCO)

Reflexiones en primera persona sobre la ciencia y la pared que encubre la “normalidad” argentina

por Gustavo Vallejo

Parochial monologuism under the guise of “universal dialogue” (ISUD)

por JOVINO PIZZI

Hacia el ayllu universal: la demanda del pensamiento amaútico

por Alex Ibarra Peña y Rubén Maquera

LA REFORMA DE CÓRDOBA DE 1918 REFLEJADA EN LA PATAGONIA

por Beatriz González de Bosio

Presentación del libro La Reforma Universitaria y Nuestra América

por Jorge Bralich

Presentación CIHELA 2018

por Jorge Bralich

CONGRESO MATERNAL

por Edmundo Heredia

PALABRAS DE POETA y el VIII Congreso de la Lengua

por Aldo Parfeniuk

/
/ /
/