name="bordes_r1_c1"

Proyecto: DICCIONARIO DEL PENSAMIENTO ALTERNATIVO II

Insurrección

por María Eugenia Chedrese (UNS)
 


Levantamiento de un grupo de personas en contra de un orden, sistema, modelo o medidas establecidas cuyas características abarcan los ámbitos político, social y económico.

Este término se caracteriza por la cualidad de espontaneidad que da origen al movimiento, sin la necesidad de contar con un plan estratégico, o programa preventivo, así como tampoco contiene una proyección estudiada de los alcances que podrían resultar del mismo.

El diccionario de Comunismo Científico, define a la insurrección con el carácter de armada (Rumiatsev, 1981) y en manos del proletariado contra el poder estatal burgués siguiendo a Marx “El arma de la crítica no puede sustituir a la critica por las armas; una fuerza material debe ser derrotada por otra fuerza material” (Marx y Engels O.C. T1, p.422)

V. Lenin quita el espontaneímo de la insurrección armada, al considerar la necesidad de desarrollo de las fuerzas objetivas condensadas en lo que llamó: situación revolucionaria e entusiasmo revolucionario del pueblo y en el momento crítico de la historia (V.I. Lenin, OC, t. 34, 242-243)

Desde otro plano, la insurrección puede manifestarse a través de actos aislados que posteriormente constituyen focos o nodos de un movimiento mayor, convocando a un número ascendente de insurgentes que conforman la base social y la construcción del consenso activo de la insurrección. Muchas veces, los movimientos insurreccionales estructuran la base de movimientos y actos más amplios que comienzan como una insurrección sin programa, como los movimientos pre-revolucionarios de fines del S. XVIII en América Latina, que si bien en su mayoría comenzaron por alzarse contra medidas frente a la corona española, luego fueron consolidándose hacia la independencia. Un caso de este tipo es el movimiento de Gual y España en Venezuela y el de Túpac Amaru en Perú. Otros ejemplos posteriores lo constituyeron las insurrecciones en México, ya durante la era porfiriana, que de alguna manera enhebraron el origen de la paradigmática revolución agraria mexicana. Insurrecciones como la los sertones en el nordeste del Brasil, o el columnismo liderado por Carlos Prestes, son claros ejemplos de resultados eclécticos con respecto al término seleccionado. El caso mencionado en la primera referencia culmina con un intento anti - capitalista en el Sertao y una fuerte represión; en tanto que la segunda, se dirige hacia la organización a través de partidos políticos como el Comunista de Brasil, y el movimiento Sin Tierra base del PT en el mismo país.

El nicho cronológico de los años ’30 del Siglo XX, muestra un mapa de insurrecciones que se localizan especialmente en Centroamérica y Antillas, dando lugar a una lucha que se extenderá por años en ciclos de represión muy agudos. En el resto de América, al mismo tiempo, cobran fuerza los levantamientos militares tomando la forma de golpes al destruir órdenes democráticos impuestos.

La insurrección revolucionaria de los ‘60 constituye un capítulo aparte ya que se erige como una vía de proyecto continental y escapa, entonces, a este estudio.

Los movimientos sociales también se han constituido, en algunos casos, a través de insurrecciones a la vez que se nutren de trayectorias insurreccionales anteriores el Zapatismo (Holloway y otros: 2015) que, en sus comienzos, se adscribe a este tipo de acción y luego conforma un colectivo mayor y organizado hasta la actualidad.

Si bien la insurrección no implica en su esencia el uso de la violencia como método de acción, sin embargo, ésta se hace presente al confrontarse con los grupos, órdenes, sistemas o modelos que la reprimen e intentan dominarla a través del imperio de la fuerza.

Un referente nuestroamericano que ha evocado el término insurrección en su texto, es Juan Espinosa, quien en 1855 escribe su obra Diccionario Republicano[1], y que constituye un buen punto de partida. En este texto, se tiene en cuenta a la insurrección como una acción rebelde frente a las monarquías absolutistas, sosteniendo que este mismo acto de rebeldía se realiza en reclamo a los derechos de libertad vedados por tal sistema. En la redacción del término insurrección, Espinosa le otorga un carácter mayormente político, donde considera apropiado identificar el derecho de insurrección que posee el pueblo ante el mal gobierno y el orden de cosas establecido[2]. Esta justificación explícita que el autor uruguayo le otorga al levantamiento insurreccional, queda argumentada a través de las referencias realizadas hacia la independencia de Estados Unidos, así como también al alzamiento peruano en 1854, contemporáneo a la redacción de su Diccionario. Sobre este aspecto, Espinosa reivindica la insurrección que levantan los sectores pobres de la población, sobre quienes recae el sufrimiento y solo se levanta saliendo de su impasibilidad habitual cuando se le rejonea tanto que ya la sangre le corre por todas partes.[3]

El diccionario de Espinosa constituye un claro ejemplo de pensamiento situado, en tanto escribe desde un lugar donde las insurrecciones conforman una lucha constante desde el gobierno de los llamados mariscales de Ayacucho. El autor está inmerso en un período de grandes compulsas y tensiones, a la vez que sus aportes, también, se realizan desde la instalación en una realidad particular que es enriquecida por sus aportes originales.

Si se toma en cuenta el significado político que le otorga Juan Espinosa al término, entonces, se puede mencionar como ejemplo de insurrecciones de carácter político al levantamiento de las tropas adictas a la tendencia saavedristas contra los morenistas, en el proceso revolucionario del Plata, durante el 5 y 6 de abril de 1811. Estos cuadros de milicias fueron acompañados por un grupo de pobladores de los suburbios denominados “orilleros”, quienes organizaron un levantamiento en apoyo al sector conservador de la Junta. De forma espontánea, los reunidos en la plaza principal impidieron la influencia radical del movimiento emancipador en la región sur, apoyándose en la versión moderada y tradicional sobre la revolución que promovía el presidente de la Junta Grande.

En tanto que una insurrección de carácter social puede ejemplificarse con los levantamientos insurgentes de los campesinos e indígenas de México durante el siglo XIX. El rechazo a las estructuras sociales impuestas y a los abusos cometidos por los españoles, así como la resistencia a los mandatos coloniales, encendieron en la población campesina e indígena el deseo de levantarse contra la dominación extranjera. En el trascurso del camino hacia la Independencia de España, los actos de insurrección realizados por la población local, se constituyeron en la base social del proceso emancipador mexicano.

La aplicación del modelo neoliberal en países nuestroamericanos, ha cultivado diferentes clases de manifestaciones, (Valdes Gutierrez: 2009) y (Aguirre Rojas, 2010) que en una versión revisada según los tiempos actuales, pueden incluirse como notas ejemplificadoras. La insurrección se materializa a través de los descontentos sociales, de las posibilidades de derribar gobiernos y de desestabilizar modelos económicos agresivos hacia las sociedades. Gran parte de las problemáticas actuales afectan a la población mundial en su dimensión global. La globalización se traduce en nuevas peticiones que trascienden las fronteras nacionales y reúne acciones comunes en distintos puntos del planeta, en regiones y/o en comunidades integradas económicamente. Específicamente, se reacciona ante la dominación capitalista, ante el neoliberalismo, ante la expansión ideológica de las naciones poderosas, ante el terrorismo, etc.

Es necesario tener en cuenta que la acción insurrecta desde el momento inicial. Si bien puede tratarse de un movimiento que exceda los tiempos y los espacios considerados originariamente, es importante considerar su carácter esencialmente emergente y su condición de espontaneidad en la mayoría de los casos.

La autoconvocatoria del grupo insurgente impacta de manera sorpresiva e instala la novedad al realizar un quiebre ante lo establecido. Como contrapartida la autoridad que se ve afectada por este tipo de levantamiento pone en marcha políticas represivas con el propósito de coartar la acción o bien medidas que le dan la posibilidadde lograr la cooptación

La capacidad de alzamiento está relacionada con las condiciones físicas del espacio en donde tiene lugar el mismo, pues la programación y el establecimiento de un puesto base forman parte de la construcción objetiva de condiciones que permiten llevar adelantes sus propósitos.

Las cualidades de su denominación y acción van construyéndose históricamente y a través de ejemplos como los señalados para el caso de América Latina.

Se ha ahondado en el significado de la palabra insurrección desde sus diversas formas de asiento y desarrollo a través de marcos temporales diversos. El objetivo es observar cómo se encuadra, por un lado, en relación a sus cualidades propias como son la espontaneidad, la emergencia, la resistencia y el uso de la fuerza. Por otro lado, se han dispuesto las modalidades en que se puede ver plasmada y los ejemplos generales más paradigmáticos que cruzan a la historia latinoamericana.

Asimismo, si bien se ejemplifica la insurrección con actores determinados como: el civil, el militar o el popular, es dable destacar de qué manera en la actualidad, las redes sociales son favorecedoras de estos levantamientos espontáneos ya que se constituyen en el paso inicial que convoca y promueve la organización a través de la web y la telefonía celular (Sádaba: 2012). De esta manera, se establecen pautas emblemáticas que identifiquen el levantamiento como por ejemplo, la utilización de banderas, objetos (ollas, y su impacto sonoro al ser golpeadas), frases convocantes, medidas de fuerza homogéneas como los apagones, boicot al consumo, entre otras.


Fuentes: Espinosa, Juan (1856) Diccionario para el Pueblo: Republicano, democrático, moral, político y filosófico, Imprenta Libre; Lynch, John (1973) Las revoluciones hispanoamericanas. 1808-1826, Ed. Ariel S.A., Barcelona.; HalperinDonghi, T. (1972) Revolución y Guerra. Formación de una elite dirigente en la Argentina criolla; · Rumiántsev, A. (1981) Comunismo Científico. Diccionario. Ed. Progreso, Moscú; Holloway, J. y otros (2015) Zapatismo. Reflexión teórica y subjetividades emergentes, Buenos Aires; Comisión Sexta del EZLN (2015) El Pensamiento crítico frente a la Hidra Capitalista I, México; Sádaba, T, (2012) Acción colectiva y movimientos sociales en las redes digitales. Aspectos históricos y metodológicos. Arbor, Vol 188, No 756. CSIC, Madrid;· Valdes Gutierrez G, (2009) Posneoiberalismo y Movimientos antisistémicos. Instituto Cubano del Libro. La Habana; Aguirre Rojas, (2010) Movimientos antisistémicos y evolución del concepto. UNAM. México;· Marx, C (1984) Crítica de la Filosofía hegeliana del Derecho. En C. Marx y F. Engels OC. T. 1; Lenin, V.I. (1980) El marxismo y la insurrección. Progreso. URSS




[1]Juan Espinosa, nacido en Montevideo en 1804, participó en las luchas por la Independencia de América, como miembro de las campañas de los Andes, Perú, y Bolivia. Ocupó cargos en el Ejército y en el Estado, y defendió un proyecto de organización republicana. Hacia 1850, su labor como periodista y ensayista lo vinculó con el periódico La América, de la Sociedad Liberal Central, haciendo frente al intervencionismo francés y español en Nuestramérica. Fallece en Lima, en 1871.

[2]Diccionario para el Pueblo: Republicano, democrático, moral, político y filosófico, Imprenta Libre, s/l, Pág. 636

[3] Óp. Cit. Pág. 638

/ / /

Tragedia Americana

por Gerardo Oviedo UBA-UNLP

Vitalidad

por Gerardo Oviedo UBA-UNLP

Pensamiento Heterológico

por Jorge Brower, Universidad de Santiago de Chile

Geo-epistemología

por Claudio Canaparo, University of Exeter

Estado de Bienestar

por Cerdá, Juan Manuel, CONICET - UNQ

Macedonismo

por Horacio Eduardo Ruiz

Garantismo

por Marisa Miranda, Gustavo Vallejo (CONICET)

Educabilidad

por Clara Inés Stramiello (UCA –UNLA)

A Priori Vital

por Gerardo Oviedo

Recursos naturales

por Marina Lanfranco Vázquez (CIC) y Marisa Miranda (CONICET)

Superposiciones Culturales

por Fernan Gustavo Carreras (UNSE y UNT)

Educación alternativa

por Mariana Alvarado (CONICET)

Ecofeminismo

por Celina A. Lértora Mendoza, Conicet-FEPAI, USAL

Existencialismo Latinoamericano

por Marcelo Velarde Cañazares, Paris VIII

Desarrollo sustentable

por Marina Laura Lanfranco Vázquez (CIC) y Marisa Adriana Miranda (CONICET)

Hora Americana

por Hugo E. Biagini, CONICET, Academia de Ciencias

Teoría del Caos

por Fernando Vilardo, UBA

Conservacionismo

por Adrian Monjeau y Herminia Solari, Universidad de Mar del Plata

Políticas Identitarias

por María Luisa Rubinelli, Universidad de Jujuy

Crecimiento sostenido

por Felipe Livitsanos, UBA

Crítica

por Pedro Karczmarczyk, Conicet UNLP

Inmigrante argentino

por Graciela Hayes, Universidad de Rosario

Indocumentado

por Graciela Hayes, Universidad de Rosario

Resiliencia

por Horacio Eduardo Ruiz, UBA

Filosofía antihegemónica

por Álvaro B. Márquez-Fernández, Centro de Estudios Sociológicos y Antropológicos, Universidad del Zulia

Subalterno

por Rafael Ojeda

Panfleto Politíco

por Natalia Paula Fanduzzi, Universidad Nacional de Sur

Revistas

por Noemí M. Girbal-Blacha (CONICET)

Integracentrismo

por Jorge Rueda (Universidad de Santiago de Chile)

Género

por Alejandra de Arce (UNQ)

Unidad Latinoamericana

por Carlos Pérez Zavala (Universidad de Río Cuarto)

Poder simbólico

por Noemí M. Girbal-Blacha (CONICET)

Gestión Participativa de las Diversidades

por Ricardo Romero: Instituto Nacional contra la Discriminación.

Chacarero

por José Muzlera Klappenbach (UNQ)

Ambientalismo

por Marina Laura Lanfranco Vazquez (CIC)

Ecumenismo Latinoamericano

por María Teresa Brachetta

Acción directa

por Julián Rebón (UBA)

Agricultura Familiar

por José Muzlera Klappenbach (UNQ)

JUSTICIA EMANCIPADORA

por Zulay C. Díaz Montiel (Universidad del Zulia)

Sanitarismo

por Norma Sánchez (UBA)

Concientización

por Gabriella Bianco (Corredor de las Ideas)

Eticidad

por Gabriella Bianco (Corredor de las Ideas)

Laicismo

por Gabriella Bianco (Corredor de las Ideas)

No violencia

por Gabriella Bianco (Corredor de las Ideas)

Pluralismo

por Gabriella Bianco (Corredor de las Ideas)

Infancia

por Germán S. M. Torres (UNQ)

Territorio Libre

por Hugo E. Biagini, CONICET, Academia de Ciencias

Antilenguaje

por Patricia Vallejos LLobet (Universidad Nacional del Sur)

Antisemiología

por Jorge Brower Beltramin (Universidad de Santiago de Chile)

Contrahegemonía

por Francisco Hidalgo Flor (Universidad Central del Ecuador)

Neopopulismo

por Roberto Follari (Univ. Nacional de Cuyo)

Fiestas Míticas

por Claudia Bonicelli (UGNS)

Filosofar Latinoamericano

por Hugo Biagini (CONICET, Academia de Ciencias)

Autogestión

por Antonio Colomer Viadel, FADE UPV, INAUCO.

Discurso

por Carolina E. López, Universidad Nacional del Sur

Filosofía ambiental

por Alicia Irene Bugallo (UCES)

Filosofía ambiental argentina

por Alicia Irene Bugallo (UCES)

El Concepto Crítico de la Política

por Claudia Yarza, Universidad Nacional de Cuyo

La Crisis de la Política y la Pospolítica

por Claudia Yarza, Universidad Nacional de Cuyo

Comunidad de Cuestionamiento

por Mariana Alvarado, Silvana Vignale (CONICET)

Filosofía con niños

por Mariana Alvarado, Silvana Vignale (CONICET)

Experiencia de pensamiento

por Silvana Vignale, Mariana Alvarado (CONICET)

Ciudadanía holística

por Ana Irene Méndez

Arte relacional

por Ferrari, Ludmila (Universidad Javeriana de Colombia)

Estudios Visuales

por Marta Cabrera, Pontificia Universidad Javeriana (Bogotá-Colombia)

Sincretismo

por María Luisa Rubinelli, Universidad Nacional de Jujuy

Política Cultural

por Arturo Chavolla, Universidad de Guadalajara

Troskismo Argentino

por Daniel de Lucia, Instituto del Profesorado Joaquín V. Gonzalez

Desarrollo sostenido

por Juan Kornblihtt, CEICS

Descentralización educativa

por Romina De Luca, CEICS

Justicia distributiva

por Gerardo Baladrón, CEICS

Justicia internacional

por Germán Suárez, CEICS

Universalismo contextualista

por Gregor Sauerwald, Universidades de Ciencias de Münster y Católica de Montevideo

Movilidad social

por Marina Kabat, CEICS

Participación política

por Liliana Giorgis, UNCU

Salto cualitativo

por Fabián Harari, CEICS

Salud reproductiva

por Rosana López Rodríguez, CEICS

Subversión

por Stella Grenat, CEICS

Liberación (Filosofía)

por Cristina Liendo, UNC

Literaturas heterogéneas

por Graciela Maglia, Universidad Javeriana

Neozapatismo

por René Báez, Pontificia Universidad Católica, Ecuador

Memoria sonora

por Analía Lutowicz y Alejandro Herrero, Universidad Nacional de Lanús

Pedagogías de las diferencias

por Silvana Vignale, Mariana Alvarado, Marcelo Cunha Bueno, Universidad Nacional de Cuyo

Autodidaxis

por Dante Aimino, UNCo

Universidad Trashumante

por Juan Carlos Suárez, Universidad Nacional de Lanús

Legitimación

por Carlos Javier Pretti, CONICET

Abuelidad

por Hugo E. Biagini, Academia de Ciencias-Conicet

Convivencia

por Buatu Batubenge Omer, Adriana Mancilla Margalli y Benjamín Panduro Muñoz

Derecho alternativo

por Carlos Ponce de León UNCo

Transversalidad

por Maria Beatriz Quintana, UNJu.

Recursos hídricos

por María Cristina Sandoval, U.N.L.Z

Agriculturalización

por María Cristina Sandoval, U.N.L.Z

Formación Nacional

por Fabio Luis, Universidad de San Pablo

Contrahegemonía Nuestramericana

por Claudio Gallegos CONICET/ Universidad Nacional del Sur

Alteridad americana / Otredad americana

por Rafael Ojeda

Derechos Sociales

por Mónica Fernández (UNQ-UNLa)

Adolescencia

por Mónica Fernández (UNQ-UNLa)

YUNTA

por Jorge Rueda C. (Universidad de Santiago de Chile)

Nosotros

por Ricardo Melgar Bao (Instituto Nacional de Antropología e Historia, México)

Humor

por Ricardo Melgar Bao (Instituto Nacional de Antropología e Historia, México)

Mártir

por Ricardo Melgar Bao (Instituto Nacional de Antropología e Historia, México)

GIRO DESCOLONIAL

por Alejandro De Oto

PENSAMIENTO DESCOLONIAL/DECOLONIAL[1]

por Alejandro De Oto

Justicialismo

por Eduardo J. Vior (Universidad de Foz de Iguazú, Brasil)

Republicanismo

por Hugo E. Biagini (Academia de Ciencias)

Malestar en la cultura

por Mario Orozco Guzmán y David Pavón Cuéllar (Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo)

Movilización

por David Pavón Cuéllar (UMSNH) y José Manuel Sabucedo (USC)

Fuerzas Morales

por Susana Raquel Barbosa (Conicet, Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires)

Inconsciente

por Ian Parker (Universidad Metropolitana de Manchester) y David Pavón Cuéllar (Universidad Michoacana)

Georgismo

por Daniel De Lucia (Instituto Profesorado Joaquín V. González)

GAMBETA

por Di Giano, Roberto; Massarino, Marcelo; Ponisio, Julián; (Universidad de Buenos Aires)

Del principio de la igualdad

por Norman Palma (Univ. París)

Emergencia

por Rafael Pérez-Taylor (IIA-UNAM)

La imaginación

por Rafael Pérez-Taylor (IIA-UNAM)

Transdisciplina

por Rafael Pérez-Taylor (IIA-UNAM) Alejandra Ruiz Trujillo (Posgrado-UNAM)

Incertidumbre

por Rafael Pérez-Taylor (IIA-UNAM)

Reapropiación

por Brenda Tovar García

Razón ensayística.

por Janusz Wojcieszak (Universidad de Varsovia)

Ética ambiental

por Celina A. Lértora Mendoza (FEPAI)

El Logos (Pensamiento-Lenguaje) alternativo: El “Che” Suramericano

por Ricardo Nicolon

Memoria individual y colectiva

por Fernando Aínsa (Escritor y ensayista)

Ilustración Americana

por Rafael Ojeda

Sindicalismo de bases como alternativa frente a la burocracia

por Antonio Salgado

Desprejuicio

por Lucía Alicia Aguerre (UBA - CONICET)

Turismo social

por Erica Schenkel (CONICET - UNS)

Turismo alternativo

por Canoni Juan Pablo (UNS) y Schenkel Erica (CONICET - UNS)

Analogía

por Gerardo Oviedo, UBA-UNC-UCES

CIUDADANÍA AMBIENTAL

por Daniel Eduardo Gutiérrez

Compañero

por Ofelia Jany

Ecofeminismo latinoamericano

por Celina A. Lértora Mendoza (FEPAI)

Liberalismo latinoamericano

por Diego Alejandro Fernández Peychaux

Colonialidad

por Pablo Quintero (UBA - CONICET)

Sujeto criollo

por RAFAEL OJEDA

Economía Solidaria

por Pablo Quintero (UBA - CONICET)

Colonialismo Interno

por Pablo Quintero (UBA - CONICET)

Tribus urbanas

por Carlos Junquera Rubio

Evaluación educativa

por JUAN VICENTE ORTIZ FRANCO (Fundación Universitaria Los Libertadores)

CHAMPURRIA/CHAMPURRIADO

por Jorge Rueda Castro (Universidad de Santiago de Chile)

Onomantitesis

por Paolo Galassi (Università di Bologna)

Emancipación

por Elena Torre

Antagonismo

por Agustín Artese

Violencia marginal

por Florencia Prego

Extractivismo

por Andrea Cardoso (UBA-UNAJ)

Represor/a

por Analía Goldentul (IEALC/CONICET)

Integración Latinoamericana

por Juan Manuel Karg

Intelectual Latinoamericano

por Silvia E. Romagnolo

Pensamiento fronterizo

por Jung Eun Lee(UBA)

Investigación comunitaria intercultural

por Sebastián Levalle

Relativismo Cultural

por Rodrigo A. Gómez Tortosa

Mula

por María Cecilia Sánchez

Territorio

por Javier Eduardo Serrano Besil

Refugiado

por Laura Lopresti (UBA)

Campesinado

por Vannessa Morales Castro

Turismo rural comunitario

por Florencia Lance

Experimentalismo plástico latinoamericano

por Ana Beatriz Villar

Educatividad

por Osvaldo Concha

UNIVERSIDAD INTERCULTURAL

por Ana Paola Miyagusuku Miyasato

Curaduría en la periferia

por Elizabeth Hernández López, y Roberto Sanz Bustillo (UNAM, México)

Comunidad

por AA.VV.

Utopismo

por Mauro Leandro Asnes (UNS)

Insurrección

por María Eugenia Chedrese (UNS)

Ciencia

por Nora Ftulis (UNS)

Retórica

por Pablo Maximiliano Pellejero (UNS)

Exteriorismo

por Sergio Raimondi (UNS)

Nuevo Hombre

por Marina P. Verdini Aguilar (CEINA/UNS/CONICET)

FRACTURA

por Paolo Galassi (CEINA/CONICET/UNS)

/
/ /
/