name="bordes_r1_c1"

UNA ENSEÑANZA SIN REPROBACIÓN ES POSIBLE

por Sirio López Velasco
 

Partiendo del hecho de que la sociedad actual no le ofrece a cada joven a cambio del certificado de enseñanza secundaria sino empleos no especializados, para los cuales una alfabetización ampliada a diversas áreas es necesaria y suficiente, y teniendo en cuenta el precedente/analogía del servicio militar obligatorio, defendemos la idea de que es posible una enseñanza sin reprobación hasta el nivel secundario (incluyendo a éste). Proponemos que tal enseñanza, pública, gratuita, obligatoria y de gran calidad, se desarrolle en perspectiva ecomunitarista y adoptando la educación ambiental ecomunitarista como eje transversal y conector de la multi, la inter y la transdisciplinariedad. Explicamos también, por qué la abolición de la reprobación no debe aplicarse a la educación universitaria o profesional.


Introducción

Preguntamos: ¿qué le ofrece la sociedad actual a cualquier joven a cambio del certificado de enseñanza secundaria? Y respondemos: un empleo como cajero en un supermercado, o dependiente en una tienda, o funcionario no especializado en una empresa cualquiera, en un banco o en los escalones inferiores de la administración pública (a no ser que ulteriormente la política profesional lo lleve hasta escalones superiores de la misma). (Claro que el mencionado certificado también habilita a l@s jóvenes para cursar estudios universitarios, pero explicaremos por qué no debe aplicarse también a ellos la abolición de la reprobación). Entonces, preguntamos: ¿por qué y para qué todo el drama de la reprobación? Ese es un tema que agita el debate político-partidario, causa angustia a responsables con pruebas PISA y otras, y penaliza a docentes, alumnos y padres/madres. Aquí nos proponemos iniciar una reflexión que muestre la posibilidad de implementar una enseñanza (pública y gratuita) sin reprobación, desde la crèche hasta secundaria (incluyendo a ésta).

Es posible una enseñanza sin reprobación

Introducimos nuestra tesis por una analogía inesperada hasta para nosotros, pues nada nos atrae menos como modelo educativo que el cuartel. Muchos países tienen o tuvieron un servicio militar obligatorio. ¿Qué se espera del mismo? Que desarrolle en los jóvenes conscriptos el sentimiento patriótico, que los incentive a perfeccionar la disciplina y autodisciplina, y que les proporcione algunos conocimientos básicos en materia del manejo de armas y tácticas militares. Pero a cambio no les ofrece ninguna inserción social (a no ser a aquellos que se dispongan a continuar en las filas militares). En esas circunstancias lo que se exige es la presencia (la evasión se castiga con penas diversas, considerándosela una deserción), pero no hay ningún tipo de reprobación; terminado el período legal del servicio militar, la o el joven son devueltos a la condición de ciudadano común, incluso en la necesidad de arreglárselas para conseguir un empleo y/o continuar sus estudios.

Partiendo de esa realidad muy antigua pensamos que la enseñanza formal hasta el nivel secundario debería ser obligatoria (pública y gratuita) pero sin reprobación (a cambio, digamos, de que se compruebe una frecuencia de por lo menos el 75%; lo ideal es que l@s alumn@s que lo necesiten reciban becas, para que no deserten). En la maduración de esa propuesta pesa nuestra experiencia en la docencia universitaria; como a lo largo de muchos años hemos tenido que dar clases de Filosofía a alumn@s que no eran de la carrera filosófica (por ejemplo, futur@s docentes de ciencias o profesionales bibliotecarios), nos preguntamos en fecha lejana ¿qué sentido tenía reprobarlos en la única (o dos) disciplina(s) filosófica(s) que se veían obligados a cursar? Y muy temprano nos respondimos: ninguno. Entendimos esa(s) disciplina(s) como una oportunidad que se les daba a l@s alumn@s de acercarse a algunas reflexiones importantes para la vida, que algunos filósofos habían desarrollado a lo largo de la historia, para que l@s jóvenes las usasen como herramientas para re-pensar sus vidas; entre esos temas podríamos citar, por ejemplo, ¿cómo entender la amistad y el amor?, ¿cómo concebir-vivir la sexualidad?, ¿qué educación he recibido y cuál quiero para mí y mis hijos?, ¿qué pasa con los individuos en la sociedad capitalista y cómo podría ser un orden socioambiental que supere las miserias del capitalismo?, ¿cuál es el papel de la gran prensa-empresa y cuál sería una comunicación alternativa-superadora de su imperio?, y, ¿qué entendemos por buena política y cómo practicarla? Nuestra experiencia mostró que algun@s jóvenes disfrutaron la oportunidad de re-pensar esas cuestiones, y a otros el espacio-tiempo filosófico les deslizó por la piel, sin penetrarlos. Pero aun a esos últimos la dinámica adoptada les propició perfeccionar su entrenamiento de lectura e interpretación, y varias vivencias cooperativas-socializantes-autodisciplinadoras; y con eso creo que un logro individual-social no despreciable fue alcanzado. Ante esa circunstancia el hecho de que conocieran detalles de Platón, o Kant, o López Velasco, pasaba a ser totalmente irrelevante, ya que nunca serían docentes de filosofía (y si en el futuro quisieran serlo, ya tendrían que conocer a su Platón, o Kant o López Velasco en la Universidad Pedagógica, o el Instituto de Formación Docente o la Facultad respectiva). Por eso, para tranquilidad de ellos, sus familias, y nuestra, nunca reprobamos a ninguno que tuviera la frecuencia mínima exigida.

Análogamente pensamos que la enseñanza formal hasta la secundaria podría transformarse en una oferta de posibilidades en diversas áreas (por ejemplo en lenguas, matemáticas, artes, ciencias naturales y humanas, filosofía, informática y educación física), de las que los jóvenes pudieran hacer uso sin preocuparse por el fantasma de la reprobación. Tenemos la convicción de que para ejercer empleos no especializados (incluso en los escalones inferiores de la administración pública), una postura de respeto hacia los otros en el marco de una socialización cooperativa, unas habilidades básicas en el manejo de la lengua (si es posible por lo menos dos), una alfabetización en materia de informática, matemáticas, filosofía, y ciencias naturales y humanas, son suficientes y serían dadas por la enseñanza formal transcurrida hasta secundaria, incluso en ausencia de reprobación (pero, repetimos, con una frecuencia mínima exigida).

En ese contexto, la alumna o el alumno asumiría la educación como asume las horas gratis que le ofrece una piscina pública: aunque no piense ser nadador profesional ni le guste la cara del instructor, el agua está a su disposición, para disfrute de su cuerpo y de su mente. En actividades centradas en el estudio y la solución (aunque sea parcial o modesta) de problemas socioambientales, y desarrolladas en prácticas cooperativas, esa enseñanza sería para la/el alumna/o una oportunidad formativa y un entretenimiento, y nunca una pena.

A l@s docentes esa enseñanza les sacaría buena parte de la angustia que hoy los corroe, pues ni el alumno, ni su familia, ni la sociedad, l@s consideraría eventuales verdugas/os de la niña o del joven bajo su responsabilidad. Al mismo tiempo, en ese contexto las evaluaciones cobrarían una dimensión verdaderamente investigativa-correctiva, mostrando a docentes y alumn@s qué podría ser mejorado en la práctica que comparten día tras día.

A las familias esa enseñanza les sacaría la angustia y el estigma que puede pesar sobre los vástagos reprobados, y les economizaría los gastos causados por la reprobación.

A la administración escolar esa enseñanza le economizaría los gastos directos o indirectos causados por la reprobación, y también buena parte de la parafernalia evaluativa no-investigativa/correctiva hoy vigente.

A la sociedad esa práctica le economizaría todos los gastos que giran en torno a la reprobación y a los especialistas y agencias que se ocupan de ella, hasta la secundaria.

Ahora, ¿por qué no extiendo la propuesta a las instancias universitarias y/o profesionalizantes? Por la sencilla razón de que si llevo un familiar a un médico o a un mecánico tornero (o a cualquier otro profesional, universitario o no), tengo que tener la garantía (en la medida de lo posible) de que tal profesional sabe muy bien lo que hace. Lo mismo vale para cualquier otra actividad especializada. Y ese conocimiento-competencia-habilidad tiene que ser testado en el transcurso de una formación con evaluaciones especializadas que obliguen a rehacer lo que se muestre deficiente (incluyendo el mecanismo de la reprobación-repetición de asignaturas o años), para no comprometer la salud ajena o el servicio prestado a otr@s.

Mas, volviendo a la enseñanza que transcurre hasta la secundaria, ¿cuál sería el currículo escolar mínimo y cómo desarrollarlo?

Las áreas curriculares que se nos ocurren ya fueron mencionadas más arriba. Los temas deberían ser abordados (siguiendo a Vaz Ferreira) con densidad creciente de año en año (para evitar la infantilización de la enseñanza), pero siempre con penetrabilidad. Imaginamos su desarrollo en una perspectiva de educación ambiental transversal ecomunitarista, que debe permearlos a todos, e inspirado en las directrices que siguen más adelante. Entendemos por educación ambiental ecomunitarista una educación problematizadora (en el sentido de Freire), basada en las tres normas fundamentales de la ética (que nos obligan, respectivamente, a luchar por nuestra libertad individual de decisión, a realizar esa libertad en búsquedas de respuestas consensuales con los otros, y a preservar-regenerar una naturaleza humana y no humana sana) y orientada hacia el ecomunitarismo; éste es un orden socioambiental utópico poscapitalista, caracterizado por una educación ambiental ecomunitarista, una economía ecológica y solidaria sin patrones (guiada por el lema “de cada uno según su capacidad y a cada uno según su necesidad, respetándose las tres normas éticas fundamentales y los equilibrios ecológicos”), una política de tod@s (siempre que posible directa, y siempre participativa), una comunicación simétrica (en la que tod@s son elaboradores-difusores de noticias y artes), y una erótica de la liberación (que supera el machismo, la homofobia, la condena beata a la masturbación, y que admite el tercer sexo y las estructuras familiares diversas, además de la forma monogámica; cfr. López Velasco 2008, 2009, 2010, 2012, y 2013).

Recuérdese que hemos aceptado trabajar (aunque haciéndole precisiones y restricciones) con los Principios de Educación Ambiental defendidos (a la luz de una amplia discusión internacional previa, que data de, por lo menos, 1972) en la ley de Política Nacional de Educación Ambiental aprobada en Brasil en 1999, y que son los que siguen: 1) el enfoque humanista, holístico, democrático y participativo, 2) la concepción del medio ambiente en su totalidad, considerando la interdependencia entre el medio natural, el socioeconómico y el cultural, con el enfoque de la sustentabilidad, 3) el pluralismo de ideas y concepciones pedagógicas, en perspectiva de inter, multi y transdisciplinariedad, 4) la vinculación entre la ética, la educación, el trabajo y las prácticas sociales, 5) la garantía de continuidad y permanencia del proceso educativo, 6) la permanente evaluación crítica del proceso educativo, 7) el abordaje articulado de las cuestiones ambientales locales, regionales y globales, y, 8) el reconocimiento y el respeto a la pluralidad y la diversidad individual y cultural.

Las directrices a las que nos referíamos son las siguientes: a) vincular los contenidos a problemas socioambientales relevantes (de la comunidad local, regional y/o planetaria), b) re-crear los conocimientos en investigación realizada por las/los alumn@s, orientad@s por l@s docentes, c) incorporar a conocedores/as del tema en estudio (posean ellos instrucción formal o no, pero sí siempre experiencia vivida) para que enriquezcan el intercambio entre docente y alumn@s, d) salir para trabajos de campo siempre que ello sea necesario para el estudio del tema, y e) proponer e instrumentalizar con la comunidad local (y a veces en contextos más abarcantes) las soluciones (aunque sean parciales y/o modestas) que se avizoren tras el estudio del tema en cuestión; esas actividades pueden cobrar forma de labor productiva-comunitaria (trabajo voluntario-solidario), de alto valor formativo.

En la educación pública, gratuita y sin reprobación que proponemos deben actuar docentes con excelente formación (si es posible hasta el nivel de posgrado universitario), con tiempo para realizar periódicos cursos de actualización y para evaluar y programar colectivamente sus actividades, y muy bien remunerados por la sociedad (sabedora de que en manos de es@s docentes está lo más precioso, a saber, la juventud de hoy y de mañana). Para desarrollar su actividad, es@s docentes necesitan trabajar en una sola institución (o como máximo dos), dotada de una infraestructura ecológica, bella y buena (que incluya herramientas informáticas y audiovisuales, y espacios y útiles para educación física y artística, y, por supuesto, buenos baños y duchas), y hacerlo con grupos de, como máximo, veinte alumn@s.

¿Qué puede pasar con esta propuesta?

Lo peor que puede pasarle es que sea completamente ignorada (o, como decía Vaz Ferreira acerca de los libros publicados en Uruguay, que haga breves círculos como la piedra que cae en un lago, para de inmediato hundirse para siempre).

Puede ser aplicada en sus grandes líneas, tras amplia discusión-afinación-complementación con los sindicatos docentes y demás instancias docentes de acción político-pedagógica, los gremios estudiantiles, los sindicatos de funcionarios, las asociaciones de familiares de alumnos, y los responsables político-administrativos de la educación.

También puede ser aplicada en su parte más “fácil”, a saber la abolición de la reprobación, pero sin encuadrarla en la propuesta político-pedagógica de la cual esa medida aquí hace parte (la visión ecomunitarista), ni darle a los docentes la calificación, la remuneración, y las infraestructuras y útiles aquí exigidos.

En todo caso lo que resulta claro es que lo que le ocurra dependerá del impulso que quieran darle los movimientos docente y estudiantil.

Bibliografía

FREIRE, Paulo (1970). Pedagogia do oprimido, Paz e Terra, R. de Janeiro.

LÓPEZ VELASCO, Sirio (2008) Introdução à educação ambiental ecomunitarista, Editfurg, Rio Grande, Brasil.

­­­­_____. (2008) "A educação ambiental ecomunitarista e a síntese de Freire e Saviani", in

REMEA, Ed. FURG, Rio Grande, Brasil, vol. 20, pp. 468-476.

_____. (2009) Ética Ecomunitarista, Ed. UASLP, San Luis Potosí, México.

____. López Velasco, Sirio (2099 y 2012). Ecomunitarismo, socialismo del siglo XXI e interculturalidad”, Ed. El Perro y la rana / Ministerio del PP para la Cultura, San José de los Morros/Caracas, Venezuela.

____. (2010). El socialismo del siglo XXI en perspectiva ecomunitarista, Ed. UASLP, San Luis Potosí, México.

___. (2011) “Notas críticas sobre a educação ambiental crítica desde a ética ecomunitarista”, in FILOSOFAZER, ano XIX, n° 36 , Ed. IFIBE, Passo Fundo,

Brasil, p. 11-21.

­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­____. (2012) Idéias para o socialismo do século XXI com visão marxiana-ecomunitarista, Ed. FURG, Rio Grande, Brasil.

_____. (2013) La TV para el socialismo del siglo XXI: ideas ecomunitaristas, 13 Ediciones, Quito, Ecuador.

____. (2013) “Explicitação dos conceitos das diretrizes curriculares gerais nacionais para a educação ambiental”, in AMBIENTE & EDUCAÇÃO, Ed. FURG, Rio

Grande, Brasil, vol. 18, pp. 139-152.

VAZ FERERIRA, Carlos (1957). OBRAS, Edición de homenaje de la Cámara de Representantes de la ROU, Montevideo, Uruguay, vols. XIII ("Sobre la enseñanza en nuestro país"), XV ("Lecciones sobre pedagogía y cuestiones de enseñanza", XVII ("Estudios pedagógicos").

Sirio López Velasco: Filósofo, doctor y posdoctor em Filosofía, docente universitario en el Doctorado en Educación Ambiental,FURG, Brasil. lopesirio@hotmail.com

/ / /

La estética de la ética y la política de la neutralidad

por Jorge Majfud, The University of Georgia

La Inteligencia colectiva

por Jorge Majfud, The University of Georgia

Palabras que curan, palabras que matan

por Jorge Majfud, The University of Georgia

La realidad del deseo

por Jorge Majfud, The University of Georgia

Breve historia de la idiotez ajena

por Jorge Majfud, The University of Georgia

Entre curandero y terapeuta o el miedo a la libertad

por Jorge Majfud, The University of Georgia

Blanco x Negro = Negro

por Jorge Majfud, The University of Georgia

En defensa de los valores de la inferioridad natural de las mujeres

por Jorge Majfud, University of Georgia

América y la utopía que descubrió el capitalismo

por Jorge Majfud, The University of Georgia

Venezuela, la encrucijada Histórica de un pueblo

por Maximilien Arvelaiz, Moises Durand

Estados desunidos de América

por Jorge Majfud

LA RECUPERACION DEL PARAISO

por Alejandro Serrano Caldera

El imperio de los falsos dilemas. Providas y proabortos

por Jorge Majfud

La rebelión de la alegría

por Jorge Majfud

Una sola Bolivia, blanca y próspera

por Jorge Majfud, The University of Georgia

El bombardeo de los símbolos

por Jorge Majfud

Bienaventuranzas del libre mercado

por José Toledo Alcalde

La irrupción de lo invisible

por William Ospina

La gestación del pueblo brasilero, la universidad y el saber popular

por Leonardo Boff / Servicios Koinonia

"Haya de la Torre y Julio Antonio Mella en México" Carta alusiva del autor

por Ricardo Melgar

La revolución en los claustros

por Por Julián Bruschtein

Eduardo Galeano y los ojos abiertos de América Latina

por Jorge Majfud, Lincoln University of Pennsylvania

El complejo de Malinche

por Jorge Majfud, Lincoln University

El continente mestizo Adelanto de las conclusiones finales del libro La literatura del compromiso

por Jorge Majfud

Al César lo que es de Dios

por Jorge Majfud, Lincoln University

El feminismo conservador

por Jorge Majfud, Lincoln University of Pennsylvania

Estado, divino tesoro

por Jorge Majfud, Lincoln University of Pennsylvania

¿Por qué vivo en Estados Unidos?

por Jorge Majfud, Lincoln University of Pennsylvania

Diez tesis acerca del sentido y la orientación actuales de la investigación sobre la globalización

por François de Bernard

El eterno retorno de Quetzalcóatl II* Quetzalcóatl y Ernesto Che Guevara

por Jorge Majfud, Lincoln University

La política santa y el temblar de los templos

por Jorge Majfud, Lincoln University

Revistas de Pensamiento y Estudios Latinoamericanos:

por CECIES

El capital intelectual

por Jorge Majfud, Lincoln University

Trabajo y migración en las fronteras de la precarización

por Daniela Romina Ferreyra (FFL, UBA)

Entre la pedagogía freireana y el pensamiento decolonial

por Inés Fernández Moujan, Universidad Nacional de Río Negro

(DIS)LOCACIONES DE LA GLOBALIZACIÓN

por Ana Carolina Dilling, FFL UBA

Colonialidad del ser, delimitaciones conceptuales

por María Marta Quintana, Universidad Nacional de Río Negro

LA OPCIÓN DECOLONIAL

por Zulma Palermo, Univ. Nac. de Salta

Racismo cultural, migración y ciudadanía

por Lucía Alicia Aguerre

Monopolio de la palabra y disputa de sentido

por Rosario Sánchez (UBA)

El Desastre Natural. Una lectura alternativa

por Margarita Gascón (CONICET, Instituto de Ciencias Humanas, Sociales y Ambientales, Centro Científic)

Cine latinoamericano

por Jorge Majfud, Lincoln University

Notas al margen del camino*

por Jorge Majfud

Pensamientos sobre la integración latinoamericana: un corpus textual

por Gerardo Oviedo UBA-UNLP-USES

El Producto de la Bestia Interior

por Jorge Majfud, Lincoln University

Disculpen la molestia

por Eduardo Galeano

UNA DECLARACIÓN FEMINISTA AUTÓNOMA

por Encuentro Feminista Autónomo, Ciudad de México

AHORA, QUE JUEGEN LOS NIÑOS

por Eduardo Bustelo Graffigna, Universidad de Cuyo

Interculturalidad, verdad y justicia

por Dina Picotti, Universidad de General Sarmiento

SEGUNDA INDEPENDENCIA, Nuevas formas de democracia en América Latina

por Dina Picotti, Universidad de General Sarmiento

El realismo mágico latinoamericano Honduras y Uruguay: tan diferentes, tanto iguales

por Jorge Majfud, Lincoln University

Cultura Popular e Imaginario Social

por Adriana Fernández Vecchi

La guerra ilustrada, una visión del conflicto hispano norteamericano

por Carlos Javier Pretti (CONICET)

Morir en América latina en los tiempos de las revoluciones

por Gustavo Ortiz (CONICET)

¿INDIANISMO O INDIGENISMO?

por Gustavo R. Cruz

Superhéroes (V) La cultura de las máscaras

por Jorge Majfud, Lincoln University.

La Virgen y el Quetzal, memoria profunda de Amerindia

por Jorge Majfud, Lincoln University

Salvación colectiva por la sociedad

por Canzutti Alan, UNCo

La vanidad de los pueblos

por Jorge Majfud, Lincoln University.

Armas y letras

por Jorge Majfud, Jacksonville University

El insospechado universo de Amerindia (I)

por Jorge Majfud, PhD. Jacksonville University

Soliloquio debajo del puente Lavalle (San Salvador de Jujuy)

por Mario Vilca (UNJ)

El hombre nuevo en la crítica moderna

por Jorge Majfud, Jacksonville University

Los ojos cerrados a la espera del sol maduro

por Mario Vilca (UNJ)

Manifiesto Antipaisajístico

por Mario Vilca (UNJ)

El motor de las contradicciones

por Jorge Majfud, PhD. Jacksonville University

El vuelo de la serpiente en el pensamiento latinoamericano

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

El nacimiento del humanismo moderno

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

Poder, autoridad y desobediencia

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

Carta a los rectores de las universidades europeas

por Antonin Artaud

Lo que siempre son los otros

por Manuel Cruz

Memorias de estudiante

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

El identificador de textos

por Jorge Majfud

El futuro del Foro Social Mundial

por Sergio Ferrari

Revoluciones, nuevas tecnologías y el factor etario

por Jorge Majfud

Reorientaciones temáticas y giros conceptuales en la Filosofía de la Liberación contemporánea

por Gerardo Oviedo (UBA, UCES, UNC)

Nuestro idioma es mejor porque se entiende

por Jorge Majfud

Ernesto Sábato, un profeta altermundista

por René Báez

Historicidad y crisis económica

por Norman Palma (Univ. París)

2012 y la cosmología Maya

por Norman Palma (Univ. París)

PENSAMIENTO ALTERNATIVO en la ARGENTINA

por Juana Fátima Luna (UCES)

La Identidad juvenil en el contexto de la Generación de la Reforma Universitaria de 1918

por Uriondo, Ernesto Manuel UNLa

La imaginación de la historia

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

Política y economía norteamericana

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

Mitos fundamentales sobre la inmigración

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

Un ejercicio de pensamiento alternativo latinoamericano

por Ricardo Nicolon

Barbarie, un antiguo debate

por Gregorio A. Caro Figueroa (Todo es historia)

Sarmiento, un torrente vital

por Gregorio A. Caro Figueroa

EL PENSAMIENTO ALTERNATIVO

por Julian Sabogal Tamayo

LAS TEORÍAS DEL MODELO IMPERANTE Y LA NECESIDAD DEL PENSAMIENTO ALTERNATIVO

por Julian Sabogal Tamayo

Indignación

por Chantal Maillard

Althusser, los estudios culturales y el concepto de ideología

por Santiago Castro-Gómez (Universidad Javeriana)

La hora del individuo mundo

por Edgar Borges

Cultura y culturas: Desde la colonialidad del poder y desde los pueblos indígenas (Parte I)

por Rodrigo Montoya Rojas

Una admirable radiografía del disparate que nos comprende como humanos

por Jorge Dobal

La construcción histórica y pluriétnica de los Derechos

por Alberto Filippi (Università degli Studi di Camerino)

Algunas apreciaciones de la juventud latinoamericana

por Ernesto Uriondo (Universidad Nacional de Lanús)

Vigencia de Braudel

por Gregorio A. Caro Figueroa

Entrevista a Jorge Majfud

por Analía Gómez Vidal

Arquitectura, urbanismo y modernidad

por Rafael Ojeda

La identidad del nuevo cine crítico estadounidense

por Jorge Vergara Estévez

Crítica del paradigma del progreso

por René Báez

Iconografía del libro CONTRACULTURA JUVENIL

por Hugo E. Biagini (CONICET - Academia de Ciencias)

Quo vadis Europa?

por Francois de Bernard (GERM)

Cuna de la utopía

por Javier Lajo

La cultura desde las culturas

por Javier Lajo

Horacio C. Guldberg, lector de Ezequiel Martínez Estrada. Praxis utópica y ensayo latinoamericano

por Gerardo Oviedo, Universidad de Buenos Aires y Universidad Nacional de Córdoba.

Crítica literaria: Antología de crónica latinoamericana actual

por Darío Jaramillo Agudelo

El peso del pasado

por Gregorio A. Caro Figueroa

La generación FaceNoBook

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

La realidad y la contra realidad

por Edgar Borges

Carlos Fuentes y la identidad latinoamericana

por Alejandro Serrano Caldera

El preservar y el cambiar

por Gregorio A. Caro Figueroa

Bolivarianos de la Revolución de Mayo

por Jorge Torres Roggero

Lo americano en los circuitos del espanto. Rodolfo Kusch

por Mario Vilca (Universidad Nacional de Jujuy)

‘Intellectus interruptus’: El recorte y la austeridad llegan a la literatura periodística

por Jorge Majfud

A propósito del Día Internacional de la Mujer: Rosa y Clara, dos nombres para la libertad

por Daniela Saidman (Desde Venezuela. Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

La ciudadanía sudamericana

por Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Primero de mayo

por Dr.Ricardo Melgar Bao Instituto Nacional de Antropología e Historia

LOS LINEAMIENTOS DE CUBA A LA LUZ DE LA CRÍTICA DEL CHE A LA ECONOMÍA DE LA URSS

por Sirio López Velasco (FURG-Brasil)

Hacia una historia para la integración latinoamericana

por Edmundo Aníbal Heredia (CONICET)

¿Qué interculturalidad?

por Julio Eduardo Torres Pallara

La humanidad y el planeta

por Rodolfo Bassarsky

El juez de fútbol y el juicio ético

por Hugo Lovisolo, Ronaldo Helal

Mito, utopía y cuestionamiento en la conquista y colonización de América

por Ernesto Barnach-Calbó, Miembro a título individual del Consejo Español de Estudios Iberoamericanos

Manuel Ugarte anduvo en los senderos del Ecuador (I)

por Por Daniel Kersffeld, especial para El Telégrafo

EXPLICITAÇÃO DOS CONCEITOS DAS DIRETRIZES CURRICULARES GERAIS NACIONAIS PARA A EDUCAÇÃO AMBIENTAL

por Sirio Lopez Velasco

EN TORNO A LA OTREDAD: PARADIGMAS Y COMPORTAMIENTOS

por Ernesto Barnach-Calbó Martínez (CEEIB)

Ambrosio Lasso, el ‘Coronel’ de los indígenas

por Daniel Kersffeld

Enrique Terán o el socialismo del desencanto

por Daniel Kersffeld

Reflexiones sobre la “Declaración Universal de la Democracia”

por V COLOQUIO INTERNACIONAL DE FILOSOFIA POLITICA

La segunda juventud de Marx

por Francesc Arroyo

UN CIUDADANO ESCLARECIDO: SILVIO KREMENCHUZKY

por SILVIO KREMENCHUZKY

Yo, Artigas

por Sirio López Velasco

La soledad latinoamericana

por Emir Sader (UERJ)

Integración Programática y Fáctica de la Primera Independencia a Unasur

por Hugo E. Biagini (Academia de Ciencias de Buenos Aires)

Hermes Benítez: “Los partidarios del magnicidio de Allende no comprenden el significado de su sacrif

por Mario Casasús

Costa Rica y Brasil: jóvenes disconformes

por Rafael Cuevas Molina (Presidente AUNA-Costa Rica)

El ensayo Nuestra América y el tiempo presente

por Rafael Cuevas Molina/Presidente AUNA-Costa Rica

UNA ENSEÑANZA SIN REPROBACIÓN ES POSIBLE

por Sirio López Velasco

Éloge de la lenteur / Elogio de la lentitud

por François de Bernard

PRESENTACIÓN DE EL NEUROLIBERALISMO Y LA ETICA DEL MÁS FUERTE

por Hugo Biagini

El adolescente y el mundo contemporáneo de la economía de mercado

por Jesús María Dapena Botero

Bolívar en la revolución latinoamericana

por Laureano Vicuña Izquierdo / El Telégrafo (Ecuador)

La Dirección de Ayotzinapa

por Fernando Buen Abad Domínguez

La lectura: ¿una práctica en extinción?

por Marcelo Colussi

Mensaje de Federico Mayor

por Federico Mayor

Albert Camus, del enigma y de la rebeldía. La revuelta. El gran grito de la rebeldía humana

por Gabriella Bianco

Ética de la Reciprocidad y Educación Andina

por Macario Coarite Quispe

ASÍ EN LA PAZ COMO EN LA GUERRA

por Jorge Brioso (Carleton College) y Jesús M. Díaz Álvarez (UNED)

Charlie Hebdo: una reflexión difícil

por Boaventura de Sousa (Universidad de Coimbra - Portugal)

UNA NACIÓN ANTROPOLÓGICA

por Edmundo Heredia (UNC-CONICET)

Desafío para la Filosofía en el siglo XXI

por José Luis Ayala

Alegato contra el coleccionismo privado de manuscritos

por Horacio Tarcus (Doctor en Historia, director CeDInCI/UNSAM, investigador independiente del Conicet)

El graffíti como forma de expresión contra-hegemónica y de emancipación social

por Randal Cárdenas-Gutiérrez

“TODOS SOMOS AMERICANOS” (El Presidente Obama)

por Ernesto Barnach-Calbó

Que la tortilla se vuelva. Una mirada sobre La Voz de la Mujer

por Camila Roccatagliata (Universidad Nacional de La Plata)

Análisis sintético de El Eterno Retorno de los Populismos

por Nidia Carrizo de Muñoz

Texto alusivo a la presentación del libro EL SUPLICIO DE LAS ALEGORÍAS de Gerardo Oviedo

por Hugo E. Biagini

CORREDOR DE LAS IDEAS DEL CONO SUR: REPERTORIO DOCUMENTAL

por Hugo Biagini, Lucio Lucchesi (comps.)

Pensamiento emancipador en el Caribe

por Adalberto Santana

Las traducciones al español de Le temps retrouvé de Marcel Proust

por Herbert E. Craig (Universidad de Nebraska)

Presentación del libro Cartas de Ricardo Rojas

por Hugo Biagini

El posprogresismo en América Latina. Algunas ideas pensadas en voz alta

por Sirio López Velasco

Fernando Aínsa, la reinvención de la utopía

por Edgar Montiel

Las reescrituras del yo en los borradores del último Alberdi

por Élida Lois

ROSARIO BLÉFARI O LA PALABRA MEDIÚMNICA

por Hugo Biagini

Entre cabezas y trash. Cine y clases subalternas en la Argentina 1990-2016

por Demian Alsina Argerich

A World Beyond Global Disorder: The Courage to Hope

por Fred Dallmayr y Edward Demenchonok (eds.)

ENSAYISTAS.ORG incorporó al CECIES entre sus páginas

por CECIES

El Corredor de las Ideas en Pacarina del Sur

por CECIES

UNA FIGURA CONSULAR

por Hugo E. Biagini

L’écoute d’un ami hors norme

por Marcelo Velarde Cañazares

EL MISTERIOSO TRASFONDO DE UNA PIEL ROSADA

por Hugo E. Biagini

José Jara Du retour d’Ulysse à Valparaiso à la pensée posthume de l’exil

por Patrice Vermeren (Université Paris 8)

Razones y caminos del Che (*)

por René Báez (**)

/
/ /
/