name="bordes_r1_c1"

EN TORNO A LA OTREDAD: PARADIGMAS Y COMPORTAMIENTOS

por Ernesto Barnach-Calbó Martínez (CEEIB)
 


Miembro a título individual del Consejo Español de Estudios Iberoamericanos (CEEIB Ex Director de Programas de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), Madrid, 6 de noviembre de 2013


Comportamiento hacia el Otro

La creciente y practicamente universal discriminación hoy hacia los inmigrantes, refugiados y personas pertenecientes a grupos minoritarios-a veces incluso mayoritarios- cultural o étnicamente diferentes, nos lleva a reflexionar sobre la problemática del otro, el diferente en situación de subordinación social, víctima de violaciones a menudo atentatorias contra los derechos humanos. El comportamiento histórico hacia el otro ha oscilado entre actitudes y prácticas, por un lado, de exclusión de carácter legal o social, de segregación espacial o institucional y de eliminación cultural o física como es el caso de la limpieza étnica, el genocidio y el holocausto; y, por otro, de inclusión, propios de la asimilación y la fusión cultural –“melting pot” en Estados Unidos”- y del pluralismo cultural que aboga por la aceptación del otro en un marco favorable a la diversidad.

Diversidad generada en buena parte por personas o grupos de personas discriminadas por motivos étnicos, de sexo, edad, origen, religión, nivel económico, etc. Aquí pretendemos referirnos sobre todo a los inmigrantes y refugiados, esos “otros” portadores de diversidad y diferencia que el mundo civilizado tanto se resiste a reconocer. Principalmente acerca de ellos se han debatido, no obstante, una serie de alternativas. Si la multiculturalidad es el hecho de existir en un territorio diversidad de todo tipo, el asimilacionismo, multiculturalismo e interculturalismo o interculturalidad son conceptos incluyentes pretendidamente normativos derivados del pluralismo cultural[1] que aspiran a gestionar la diversidad y que a su vez condicionan los modelos de integración social.

El concepto de pluralismo cultural surge en Estados Unidos, nación de inmigrantes por antonomasia, acuñado por Horace M. Kallen en 1924 en base a la igualdad de las culturas dentro de la unidad social y en la aceptación de la diferencia sin contraponerse ambas, lo que requiere un cierto grado de relativismo. La asimilación supone la progresiva pérdida de las señas de identidad de los inmigrantes y la adquisición de las correspondientes a la a la sociedad receptora. Denominada por Gordon “anglo conformity,” se transforma en el popular paradigma norteamericano del “melting pot”[2] que implica la fusión de las contribuciones culturales de los inmigrantes mediante la cual se crearía “el nuevo hombre americano” o nueva e incondicional identidad nacional. Como en la asimilación se trata de un proceso de cambio hacia una sociedad homogénea, preexistente en aquella y nueva en el “melting pot.”

La asimilación y el crisol o “melting pot” como vías para la integración en Estados Unidos tuvieron escaso impacto en relación con los hispanos, dada la especialmente acusada discriminación sufrida por estos;[3] al menos hasta la reivindicativa década de los años sesenta en el que la población de origen hispano comenzó a crecer vertiginosamente hasta los más de cincuenta millones de hoy día y se implantarían progresivamente medidas que la favorecerían, como la educación bilingüe, los estudios multiétnicos, la acción afirmativa o discriminación positiva y algunas sentencias judiciales favorables a indocumentados previamente discriminados.

El multiculturalismo, asociado también al movimiento de los derechos civiles de los sesenta en Estados Unidos, aboga por el respecto al otro mediante “la política del reconocimiento “ acuñada por Taylor y el respeto a la diferencia postulado por Kymlicka como bien cultural básico[4], sin merma del principio de igualdad ni oposición frontal al liberalismo, con el que mantiene, no obstante, una continuada confrontación a propósito del debate entre los derechos colectivos y los individuales. Para el multiculturalismo los primeros son compatibles con los segundos mientras que para el liberalismo no lo son. Sus críticos le achacan su excesivo culto a la diferencia y su visión estática de la identidad propicia a producir una sociedad fragmentada, inclinada al gueto. No obstante, se convierte en Canadá en política pública oficial y en este país surgen sus principales teóricos como los recien citados. En Europa este modelo fue acogido de manera desigual, aceptándose en Gran Bretaña pero no en Francia, país tradicionalmente abierto a la inmigración pero de tendencia asmilicionista.

El interculturalismo, en cambio, pone énfasis no tanto en cada cultura sino en su relación entre ellas, es decir en la interacción positiva y dinámica conducente a la regularización pacífica de la conflictividad interétnica El Plan Estratégico de Ciudadanía e Integración de 2007, si bien no vinculante, introduce por primera vez este modelo en España basado en la igualdad ante la ley, de oportunidades y de trato, si bien su aplicación práctica está aún lejos. Se utiliza a menudo como adjetivo (mediación intercultural) y en el sector de la educación en el que la convivencia entre personas de culturas y orígenes diferentes es tan necesaria y más factible. Pero en realidad, es un proceso multidimensional y bidireccional que debe generar cambios tanto en los inmigrantes como en la personas pertenecientes a la sociedad dominante. De tal forma, que la integración-concepto más axiológico que científico- ha de entenderse como integración no “en” sino “con” los componentes de la sociedad receptora, requiriendo participación y responsabilidad mutuas, tanto de los inmigrantes –“ciudadanía diferenciada”- como de los nativos.[5]

En conclusión, el tratamiento del otro-el bárbaro en el Imperio romano- ha sido muy diverso a lo largo de la historia desde la eliminación a la integración intercultural y la adquisición de la ciudadanía. No obstante, el progreso hacia un más justo y equitativo reconocimiento del otro no ha sido lineal y los paradigmas más negativos no desaparecen del todo y a veces resurgen ferozmente en los países más civilizados, como fue el caso del holocausto en Alemania en pleno siglo XX. En cuanto a los inmigrantes propiamente dichos, el comportamiento dispensado ha sido también desigual a lo largo de la historia pero mayormente discriminatorio, sobre todo con respecto a los indocumentados.


Recrudecimiento del comportamiento hacia el otro

En los últimos tiempos parece haberse recrudecido muy negativamente la actitud hacia el otro: el comportamiento hacia los gitanos en Francia por los dos últimos gobiernos de signo político distinto, los sin techo en Hungría, los homosexuales en Rusia, los indígenas en algunos países de América Latina o el derivado de las guerras tribales en Africa son solo algunos ejemplos que vienen enseguida a la memoria. Pero es sobre todo por su extensión y actualidad que los abusos y atentados contra los derechos humanos a refugiados e inmigrantes irregulares llaman hoy la atención de los medios. La proliferación de partidos políticos y grupos de presión reaccionarios, acusadamente xenófobos y su influencia sobre Gobiernos democráticamente elegidos presionados por la crisis económica es consecuencia a su vez del miedo y rechazo de amplios sectores de la sociedad dominante-propicia al populismo- hacia aquellos. Fenómeno que resulta notorio, entre otras zonas, en Europa y Estados Unidos hacia donde se dirigen muy numerosos indocumentados.

En ambos caso, el fenómeno tiene dos frentes: en primer lugar, el trágico viaje en dirección al mundo de la esperanza, principalmente por mar hacia Europa y por tierra hacia Estados Unidos, y el que las mafias desempeñan un nefasto papel; en segundo lugar, el discriminatorio tratamiento que reciben los que consiguen eludir innumerables obstáculos para llegar a su destino. En cuanto al primer aspecto, varias son las rutas marítimas clandestinas que se dirigen desde Africa y el Oriente Medio a lo largo de todo el Mediterraneo,[6] en las que sus tripulantes se juegan la vida en frágiles embarcaciones. La del Mediterraneo central procedente sobre todo de Somalia y Eritrea hacia la isla de Lampedusa y Sicilia ha generado la reciente tragedia marítima cerca de cuya isla murieron ahogados en octubre más de trescientas cincuenta personas; haciendo por fin patente la suma gravedad de todo el fenómeno migratorio y desencadenando un agrio debate en el que los países receptores y la Unión Europea se acusan mutuamente, lamentándose esta última de no existir una política migratoria común.

La tragedia puso también en evidencia la escasa ayuda prestada a los náufragos por embarcaciones próximas temerosas de ser sancionadas debido a una ley italiana de 2002 que prohíbe proteger a los indocumentados, contraviniendo las tradicionales leyes del mar. Para el Papa, cuya primera visita al extranjero había sido precisamente a Lampedusa, este hecho es “una vergüenza” y muestra de “la globalización de la indiferencia.” Según Nicolás Beger, director de Amnistía Internacional, “centrarse en el control físico de las fronteras y en las barreras-gestionado por Frontex- no resolverá el problema; la gente seguirá escapando de la pobreza y la violencia y cuando más se cierren las fronteras más peligrosas resultarán las vías clandestinas y más vidas correrán peligro”. El debate está servido pero los flujos irregulares continuarán mientras permanezcan sus causas y la inmigración siga siendo, según la Unión Europea, necesaria debido al envejecimiento de su población.

No menos dramática es la travesía de los migrantes irregulares centroamericanos, sobre todo de Guatemala, Honduras y El Salvador, a través de México para atravesar la conflictiva frontera y alcanzar el sueño americano. Durante la interminable odisea de 5000 kilómetros en tren-“La Bestia”–son objeto de incontables agresiones -tortura, secuestro, extorsión violación y muerte- no solo por grupos criminales como los maras y los zetas, sino por los propios polleros o coyotes y la misma policía. Especialmente escandalosas son las sistemáticas violaciones a las que son sometidas las mujeres, que representan la mayoría de los migrantes, obligadas a tomar especiales medidas de protección. [7] El informe de Human Rights Watch de 2013 lamenta que tal violencia tenga lugar en un clima de elevada impunidad ya que “las autoridades mexicanas no han adoptado medidas adecuadas ni para proteger a las víctimas ni para investigar y juzgar debidamente a los responsables.”

Una vez atravesadas las fronteras respectivas, los indocumentados en enfrentan, en ambos casos, a la repatriación forzosa o voluntaria o a una vida precaria y accidentada, sujetos a frecuentes redadas y, en consecuencia, a su ingreso preventivo en centros de internamiento o detención, a veces en peores condiciones que en las cárceles, hasta su expulsión definitiva. En España, cuya xenofobia es menor a la de otro países de su entorno,[8] los Gobiernos han rechazado continuamente las peticiones de los organismos no gubernamentales para mejorar la situación de los internos a pesar que el Tribunal Constitucional concediera a los sin papeles en 2007 una serie de derechos fundamentales; lo que en realidad atestigua la ausencia de delito en la migración irregular al tratarse solo de una falta administrativa. Además, el derecho de aquellos a una cobertura sanitaria universal y gratuita-medida practicamente sin parangón en país alguno- fue suprimida en 2012, generando grandes protestas. En cuanto a Estados Unidos, bastaría citar la polémica Ley de Arizona de 2010 que permite a la policía exigir a los sospechosos de no tener papeles su identificación, medida secundada posteriormente por el Tribunal Supremo y reproducida en otros Estados, la tajante oposición del partido republicano a la ley sanitaria –Obamacare- ya aprobada y el sucesivo aplazamiento de la reforma migratoria integral promovida por Obama con el fin de legalizar a más de 11 millones de indocumentados.

En efecto, el populismo antiinmigrante se extiende y ejerce su influencia por doquier, resultando especialmente llamativo en Europa y Estados Unidos, zonas ambas en donde la desigualdad sigue creciendo. Hasta el punto que los partidos de extrema derecha de Francia, Holanda, Bélgica, Austria y Suecia pretenden formar un frente común-al que progresivamente se incorporarían otros como los griegos y húngaros- según declaraciones recientes de Marine Le Pen[9] cuyo partido, el Frente Nacional, está adquiriendo gran protagonismo en el país galo; se trata de lograr una coalición de dimensión suficiente para formar un grupo parlamentario propio en las próximas elecciones al Parlamento europeo. Por su parte, el también populista Tea Party norteamericano, que se opone a una amnistía para los indocumentados, ha vuelto a demostrar su fuerza este año con motivo del debate sobre el techo de la deuda en el Congreso, si bien a costa de la posible fractura del partido republicano.

Los abusos cometidos contra los indocumentados parecen contravenir numerosas instituciones y normativas nacionales y extranjeras defensoras de los derechos humanos, si bien su aplicación es problemática dadas las características de las mismas.[10] Ejemplos de dichos abusos son también, aparte de los ya citados, las persecuciones que en el desierto de Arizona practican las bandas civiles a la caza de los sin papeles. Respecto a la especialmente polémica detención en centros ad hoc existentes tanto en Europa como en Estados Unidos, la Directiva de la Unión Europea -llamada de “La Vergüenza”-, al elevar el periodo de retención de los indocumentados en lo centros europeos a un máximo de seis meses, ampliable a diez y ocho, sin mayores garantías jurídicas y no readmitir a los expulsados durante cinco años, fue duramente condenada por Naciones Unidas y organizaciones de derechos humanos. En fin, los propios Gobiernos tienden a promover con frecuencia la delación o al menos la indiferencia respecto a los sospechosos de estar en situación irregular.

Pero el incumplimiento de los derechos humanos en tantos casos también tendría que ver, con “su debilidad congénita en la medida en que solo tienen validez si los concede un estado-nación, no sirviendo, por tanto, de nada, para quien no tenga papeles, haya sido expulsado de su país o haya quedado sin él debido a las múltiples guerras con las que los países desarrollados hacen tanto negocio últimamente,” según afirma Sánchez Cuervo al glosar la crítica que sobre los derechos humanos expuso en su día Hanna Arendt,[11] En efecto, para la pensadora alemana, los innumerables desplazados europeos convertidos en apátridas durante el periodo de entreguerras del siglo pasado quedaron inmersos en un total e indefenso vacío, tanto en sus países de origen como en los de su destino, del que solo podrían salir y legalizarse gracias al beneplácito del estado soberano; concesión que además se reservaba, tanto el estado dictatorial como el liberal.[12] Tesis que bien podría aplicarse hoy día a los sin papeles y refugiados que se hallan en tan vulnerable situación.

Concluyamos diciendo que si bien varios factores motivan las políticas migratorias cada vez más restrictivas,[13] la estrategia defensiva que incluye muros y vallas en diversas fronteras, no ha reducido apenas el número de inmigrantes. Sería mejor una regulación más coordinada por parte de los países ricos que permitiera una inmigración más amplia y ordenada de personas mediante programas temporales de empleo que promovieran su capacidad para solicitar y obtener trabajo, es decir aplicar políticas más tolerantes y selectivas.[14] Entre tanto, se constata que con respecto a países europeos como España en los que el saldo migratorio se ha invertido a favor de la emigración, surge también el otro en países receptores no comunitarios con todas sus negativas consecuencias, es decir, en condiciones similares a los sin papeles en Europa.



[1] Para el sociólogo Carlos Giménez el multiculturalismo y el interculturalismo son “concreciones sucesivas del paradigma pluralista.”

[2] “Melting pot”” fue el título de una obra de teatro sobre los inmigrantes escrita por el judío inmigrante Israel Zangwill, estrenada con gran éxito en Broadway en 1909

[3] Discriminación bien visible durante mucho tiempo en el sector educativo reflejado en la segregación escolar y el castigo reglamentario a los niños hispanos-sobre todo de origen mexicano- por hablar español en la escuela o su remisión a clases para retardados por no poder seguir los estudios en inglés; otro ejemplo posterior fue el Movimiento English Only, partidario de introducir la oficialidad del inglés en la constitución estadoudinense.

4 Según Habermas, “las diferencias son admisibles pero deben tener como límites la autonomía individual, los derechos humanos y los principios constitucionales”

,

5 El Tribunal Supremo norteamericano consideró a finales del siglo XIX que los negros debían estar separados pero ser iguales -“separate but equal”- pero en la práctica permanecieron separados pero desiguales; régimen afín al apartheid establecido oficialmente en Africa del Sur en 1946.

[6] Están identificadas las rutas marítimas siguientes: la del Mediterraneo occidental hacia España que incluye los subsaharianos que intentan atravesar las vallas de Ceuta y Melilla, la del Mediterraneo central ya citada, la del sur de Italia procedente de Bangladesh, Afganistán, Pakistán y Bangladesh, la de Albania y Grecia, la del Mediterraneo oriental procedente también de Afganistán y Bangladesh y de Siria.. Existen además dos rutas terrestres : la de Europa oriental y la de los Balcanes occidentales La emigración irregular hacia España y Canarias ha ido decreciendo sensiblemente en los últimos años pero no la dirigida a Ceuta y Melilla cuyas vallas, ahora coronadas por cuchillas, asaltan los subsaharianos masivamente, Fuente Frontex, en La Vanguardia, 9/10/013.

[7]La más notoria es la inyección del anticonceptivo Dopo-Provera, asequible en farmacias de sus países, para evitar los embarazos y la práctica premeditada del sexo como una estrategia de supervivencia para las mujeres, según el sociólogo Argan Aragón, conocedor presencial de este trayecto, El País, 2011

8 Según un reciente informe de la Unión Europea.

[9] Artículo en El País de Ana Carbajosa, 27/10/13

10 Como por ejemplo, la Declaración Universal de los Derechos Humanos de Naciones Unidas y su Oficina del Alto Comisionado, la Convención Europea de Derechos Humanos, ratificada por 47 países, que establece una serie de derechos y libertades fundamentales y prohibe expresamente la tortura y el tratamiento inhumano o degradante; siendo su brazo ejecutor el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en base unicamente a las alegaciones individuales o estatales recibidas.

[11] El exilio liberal, co autor Antolín Sánchez Cuervo (libro en prensa)

[12] Los orígenes del totalitarismo, H. Arendt

[13] Ello es debido a la mayor presión migratoria en el contexto de la globalización por causas tales como la diferencia creciente del PIB entre los países ricos y pobres, los medios de comunicación informáticos y las redes sociales y el menor coste del transporte si bien todavía muy peligroso, Branco Milanovic en El País, 30/10/2013.

[14] ibid

/ / /

La estética de la ética y la política de la neutralidad

por Jorge Majfud, The University of Georgia

La Inteligencia colectiva

por Jorge Majfud, The University of Georgia

Palabras que curan, palabras que matan

por Jorge Majfud, The University of Georgia

La realidad del deseo

por Jorge Majfud, The University of Georgia

Breve historia de la idiotez ajena

por Jorge Majfud, The University of Georgia

Entre curandero y terapeuta o el miedo a la libertad

por Jorge Majfud, The University of Georgia

Blanco x Negro = Negro

por Jorge Majfud, The University of Georgia

En defensa de los valores de la inferioridad natural de las mujeres

por Jorge Majfud, University of Georgia

América y la utopía que descubrió el capitalismo

por Jorge Majfud, The University of Georgia

Venezuela, la encrucijada Histórica de un pueblo

por Maximilien Arvelaiz, Moises Durand

Estados desunidos de América

por Jorge Majfud

LA RECUPERACION DEL PARAISO

por Alejandro Serrano Caldera

El imperio de los falsos dilemas. Providas y proabortos

por Jorge Majfud

La rebelión de la alegría

por Jorge Majfud

Una sola Bolivia, blanca y próspera

por Jorge Majfud, The University of Georgia

El bombardeo de los símbolos

por Jorge Majfud

Bienaventuranzas del libre mercado

por José Toledo Alcalde

La irrupción de lo invisible

por William Ospina

La gestación del pueblo brasilero, la universidad y el saber popular

por Leonardo Boff / Servicios Koinonia

"Haya de la Torre y Julio Antonio Mella en México" Carta alusiva del autor

por Ricardo Melgar

La revolución en los claustros

por Por Julián Bruschtein

Eduardo Galeano y los ojos abiertos de América Latina

por Jorge Majfud, Lincoln University of Pennsylvania

El complejo de Malinche

por Jorge Majfud, Lincoln University

El continente mestizo Adelanto de las conclusiones finales del libro La literatura del compromiso

por Jorge Majfud

Al César lo que es de Dios

por Jorge Majfud, Lincoln University

El feminismo conservador

por Jorge Majfud, Lincoln University of Pennsylvania

Estado, divino tesoro

por Jorge Majfud, Lincoln University of Pennsylvania

¿Por qué vivo en Estados Unidos?

por Jorge Majfud, Lincoln University of Pennsylvania

Diez tesis acerca del sentido y la orientación actuales de la investigación sobre la globalización

por François de Bernard

El eterno retorno de Quetzalcóatl II* Quetzalcóatl y Ernesto Che Guevara

por Jorge Majfud, Lincoln University

La política santa y el temblar de los templos

por Jorge Majfud, Lincoln University

Revistas de Pensamiento y Estudios Latinoamericanos:

por CECIES

El capital intelectual

por Jorge Majfud, Lincoln University

Trabajo y migración en las fronteras de la precarización

por Daniela Romina Ferreyra (FFL, UBA)

Entre la pedagogía freireana y el pensamiento decolonial

por Inés Fernández Moujan, Universidad Nacional de Río Negro

(DIS)LOCACIONES DE LA GLOBALIZACIÓN

por Ana Carolina Dilling, FFL UBA

Colonialidad del ser, delimitaciones conceptuales

por María Marta Quintana, Universidad Nacional de Río Negro

LA OPCIÓN DECOLONIAL

por Zulma Palermo, Univ. Nac. de Salta

Racismo cultural, migración y ciudadanía

por Lucía Alicia Aguerre

Monopolio de la palabra y disputa de sentido

por Rosario Sánchez (UBA)

El Desastre Natural. Una lectura alternativa

por Margarita Gascón (CONICET, Instituto de Ciencias Humanas, Sociales y Ambientales, Centro Científic)

Cine latinoamericano

por Jorge Majfud, Lincoln University

Notas al margen del camino*

por Jorge Majfud

Pensamientos sobre la integración latinoamericana: un corpus textual

por Gerardo Oviedo UBA-UNLP-USES

El Producto de la Bestia Interior

por Jorge Majfud, Lincoln University

Disculpen la molestia

por Eduardo Galeano

UNA DECLARACIÓN FEMINISTA AUTÓNOMA

por Encuentro Feminista Autónomo, Ciudad de México

AHORA, QUE JUEGEN LOS NIÑOS

por Eduardo Bustelo Graffigna, Universidad de Cuyo

Interculturalidad, verdad y justicia

por Dina Picotti, Universidad de General Sarmiento

SEGUNDA INDEPENDENCIA, Nuevas formas de democracia en América Latina

por Dina Picotti, Universidad de General Sarmiento

El realismo mágico latinoamericano Honduras y Uruguay: tan diferentes, tanto iguales

por Jorge Majfud, Lincoln University

Cultura Popular e Imaginario Social

por Adriana Fernández Vecchi

La guerra ilustrada, una visión del conflicto hispano norteamericano

por Carlos Javier Pretti (CONICET)

Morir en América latina en los tiempos de las revoluciones

por Gustavo Ortiz (CONICET)

¿INDIANISMO O INDIGENISMO?

por Gustavo R. Cruz

Superhéroes (V) La cultura de las máscaras

por Jorge Majfud, Lincoln University.

La Virgen y el Quetzal, memoria profunda de Amerindia

por Jorge Majfud, Lincoln University

Salvación colectiva por la sociedad

por Canzutti Alan, UNCo

La vanidad de los pueblos

por Jorge Majfud, Lincoln University.

Armas y letras

por Jorge Majfud, Jacksonville University

El insospechado universo de Amerindia (I)

por Jorge Majfud, PhD. Jacksonville University

Soliloquio debajo del puente Lavalle (San Salvador de Jujuy)

por Mario Vilca (UNJ)

El hombre nuevo en la crítica moderna

por Jorge Majfud, Jacksonville University

Los ojos cerrados a la espera del sol maduro

por Mario Vilca (UNJ)

Manifiesto Antipaisajístico

por Mario Vilca (UNJ)

El motor de las contradicciones

por Jorge Majfud, PhD. Jacksonville University

El vuelo de la serpiente en el pensamiento latinoamericano

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

El nacimiento del humanismo moderno

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

Poder, autoridad y desobediencia

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

Carta a los rectores de las universidades europeas

por Antonin Artaud

Lo que siempre son los otros

por Manuel Cruz

Memorias de estudiante

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

El identificador de textos

por Jorge Majfud

El futuro del Foro Social Mundial

por Sergio Ferrari

Revoluciones, nuevas tecnologías y el factor etario

por Jorge Majfud

Reorientaciones temáticas y giros conceptuales en la Filosofía de la Liberación contemporánea

por Gerardo Oviedo (UBA, UCES, UNC)

Nuestro idioma es mejor porque se entiende

por Jorge Majfud

Ernesto Sábato, un profeta altermundista

por René Báez

Historicidad y crisis económica

por Norman Palma (Univ. París)

2012 y la cosmología Maya

por Norman Palma (Univ. París)

PENSAMIENTO ALTERNATIVO en la ARGENTINA

por Juana Fátima Luna (UCES)

La Identidad juvenil en el contexto de la Generación de la Reforma Universitaria de 1918

por Uriondo, Ernesto Manuel UNLa

La imaginación de la historia

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

Política y economía norteamericana

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

Mitos fundamentales sobre la inmigración

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

Un ejercicio de pensamiento alternativo latinoamericano

por Ricardo Nicolon

Barbarie, un antiguo debate

por Gregorio A. Caro Figueroa (Todo es historia)

Sarmiento, un torrente vital

por Gregorio A. Caro Figueroa

EL PENSAMIENTO ALTERNATIVO

por Julian Sabogal Tamayo

LAS TEORÍAS DEL MODELO IMPERANTE Y LA NECESIDAD DEL PENSAMIENTO ALTERNATIVO

por Julian Sabogal Tamayo

Indignación

por Chantal Maillard

Althusser, los estudios culturales y el concepto de ideología

por Santiago Castro-Gómez (Universidad Javeriana)

La hora del individuo mundo

por Edgar Borges

Cultura y culturas: Desde la colonialidad del poder y desde los pueblos indígenas (Parte I)

por Rodrigo Montoya Rojas

Una admirable radiografía del disparate que nos comprende como humanos

por Jorge Dobal

La construcción histórica y pluriétnica de los Derechos

por Alberto Filippi (Università degli Studi di Camerino)

Algunas apreciaciones de la juventud latinoamericana

por Ernesto Uriondo (Universidad Nacional de Lanús)

Vigencia de Braudel

por Gregorio A. Caro Figueroa

Entrevista a Jorge Majfud

por Analía Gómez Vidal

Arquitectura, urbanismo y modernidad

por Rafael Ojeda

La identidad del nuevo cine crítico estadounidense

por Jorge Vergara Estévez

Crítica del paradigma del progreso

por René Báez

Iconografía del libro CONTRACULTURA JUVENIL

por Hugo E. Biagini (CONICET - Academia de Ciencias)

Quo vadis Europa?

por Francois de Bernard (GERM)

Cuna de la utopía

por Javier Lajo

La cultura desde las culturas

por Javier Lajo

Horacio C. Guldberg, lector de Ezequiel Martínez Estrada. Praxis utópica y ensayo latinoamericano

por Gerardo Oviedo, Universidad de Buenos Aires y Universidad Nacional de Córdoba.

Crítica literaria: Antología de crónica latinoamericana actual

por Darío Jaramillo Agudelo

El peso del pasado

por Gregorio A. Caro Figueroa

La generación FaceNoBook

por Jorge Majfud (Jacksonville University)

La realidad y la contra realidad

por Edgar Borges

Carlos Fuentes y la identidad latinoamericana

por Alejandro Serrano Caldera

El preservar y el cambiar

por Gregorio A. Caro Figueroa

Bolivarianos de la Revolución de Mayo

por Jorge Torres Roggero

Lo americano en los circuitos del espanto. Rodolfo Kusch

por Mario Vilca (Universidad Nacional de Jujuy)

‘Intellectus interruptus’: El recorte y la austeridad llegan a la literatura periodística

por Jorge Majfud

A propósito del Día Internacional de la Mujer: Rosa y Clara, dos nombres para la libertad

por Daniela Saidman (Desde Venezuela. Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

La ciudadanía sudamericana

por Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Primero de mayo

por Dr.Ricardo Melgar Bao Instituto Nacional de Antropología e Historia

LOS LINEAMIENTOS DE CUBA A LA LUZ DE LA CRÍTICA DEL CHE A LA ECONOMÍA DE LA URSS

por Sirio López Velasco (FURG-Brasil)

Hacia una historia para la integración latinoamericana

por Edmundo Aníbal Heredia (CONICET)

¿Qué interculturalidad?

por Julio Eduardo Torres Pallara

La humanidad y el planeta

por Rodolfo Bassarsky

El juez de fútbol y el juicio ético

por Hugo Lovisolo, Ronaldo Helal

Mito, utopía y cuestionamiento en la conquista y colonización de América

por Ernesto Barnach-Calbó, Miembro a título individual del Consejo Español de Estudios Iberoamericanos

Manuel Ugarte anduvo en los senderos del Ecuador (I)

por Por Daniel Kersffeld, especial para El Telégrafo

EXPLICITAÇÃO DOS CONCEITOS DAS DIRETRIZES CURRICULARES GERAIS NACIONAIS PARA A EDUCAÇÃO AMBIENTAL

por Sirio Lopez Velasco

EN TORNO A LA OTREDAD: PARADIGMAS Y COMPORTAMIENTOS

por Ernesto Barnach-Calbó Martínez (CEEIB)

Ambrosio Lasso, el ‘Coronel’ de los indígenas

por Daniel Kersffeld

Enrique Terán o el socialismo del desencanto

por Daniel Kersffeld

Reflexiones sobre la “Declaración Universal de la Democracia”

por V COLOQUIO INTERNACIONAL DE FILOSOFIA POLITICA

La segunda juventud de Marx

por Francesc Arroyo

UN CIUDADANO ESCLARECIDO: SILVIO KREMENCHUZKY

por SILVIO KREMENCHUZKY

Yo, Artigas

por Sirio López Velasco

La soledad latinoamericana

por Emir Sader (UERJ)

Integración Programática y Fáctica de la Primera Independencia a Unasur

por Hugo E. Biagini (Academia de Ciencias de Buenos Aires)

Hermes Benítez: “Los partidarios del magnicidio de Allende no comprenden el significado de su sacrif

por Mario Casasús

Costa Rica y Brasil: jóvenes disconformes

por Rafael Cuevas Molina (Presidente AUNA-Costa Rica)

El ensayo Nuestra América y el tiempo presente

por Rafael Cuevas Molina/Presidente AUNA-Costa Rica

UNA ENSEÑANZA SIN REPROBACIÓN ES POSIBLE

por Sirio López Velasco

Éloge de la lenteur / Elogio de la lentitud

por François de Bernard

PRESENTACIÓN DE EL NEUROLIBERALISMO Y LA ETICA DEL MÁS FUERTE

por Hugo Biagini

El adolescente y el mundo contemporáneo de la economía de mercado

por Jesús María Dapena Botero

Bolívar en la revolución latinoamericana

por Laureano Vicuña Izquierdo / El Telégrafo (Ecuador)

La Dirección de Ayotzinapa

por Fernando Buen Abad Domínguez

La lectura: ¿una práctica en extinción?

por Marcelo Colussi

Mensaje de Federico Mayor

por Federico Mayor

Albert Camus, del enigma y de la rebeldía. La revuelta. El gran grito de la rebeldía humana

por Gabriella Bianco

Ética de la Reciprocidad y Educación Andina

por Macario Coarite Quispe

ASÍ EN LA PAZ COMO EN LA GUERRA

por Jorge Brioso (Carleton College) y Jesús M. Díaz Álvarez (UNED)

Charlie Hebdo: una reflexión difícil

por Boaventura de Sousa (Universidad de Coimbra - Portugal)

UNA NACIÓN ANTROPOLÓGICA

por Edmundo Heredia (UNC-CONICET)

Desafío para la Filosofía en el siglo XXI

por José Luis Ayala

Alegato contra el coleccionismo privado de manuscritos

por Horacio Tarcus (Doctor en Historia, director CeDInCI/UNSAM, investigador independiente del Conicet)

El graffíti como forma de expresión contra-hegemónica y de emancipación social

por Randal Cárdenas-Gutiérrez

“TODOS SOMOS AMERICANOS” (El Presidente Obama)

por Ernesto Barnach-Calbó

Que la tortilla se vuelva. Una mirada sobre La Voz de la Mujer

por Camila Roccatagliata (Universidad Nacional de La Plata)

Análisis sintético de El Eterno Retorno de los Populismos

por Nidia Carrizo de Muñoz

Texto alusivo a la presentación del libro EL SUPLICIO DE LAS ALEGORÍAS de Gerardo Oviedo

por Hugo E. Biagini

CORREDOR DE LAS IDEAS DEL CONO SUR: REPERTORIO DOCUMENTAL

por Hugo Biagini, Lucio Lucchesi (comps.)

Pensamiento emancipador en el Caribe

por Adalberto Santana

Las traducciones al español de Le temps retrouvé de Marcel Proust

por Herbert E. Craig (Universidad de Nebraska)

Presentación del libro Cartas de Ricardo Rojas

por Hugo Biagini

El posprogresismo en América Latina. Algunas ideas pensadas en voz alta

por Sirio López Velasco

Fernando Aínsa, la reinvención de la utopía

por Edgar Montiel

/
/ /
/