name="bordes_r1_c1"

Proyecto: DICCIONARIO DEL PENSAMIENTO ALTERNATIVO II

Liberalismo latinoamericano

por Diego Alejandro Fernández Peychaux
 


El liberalismo latinoamericano que define Armando Hart Dávalos se pretende una cultura de emancipación. En otras palabras, un sustrato de elaboración autóctona surgido de las gestas emancipadoras que es asumido y trascendido por los socialismos del siglo XX. Así, apartándose de modo deliberado de la voz liberalismo como denominador partidista o de una corriente de pensamiento encerrada, se lo identifica con un conjunto de ideas esenciales que se originan en una historia política común de Latinoamérica. Es esa historia de los últimos dos siglos la que confiere el distingo a las ideas liberales latinoamericanas de las europeas. Estas estarían llamadas a atravesar las escuelas de pensamiento con la vocación de superar los divorcios entre una cultura surgida en las luchas por la liberación social y nacional durante el siglo XVIII y XIX, y las formas ideológicas de las luchas sociales del siglo XX. De este modo, sería posible encarar una síntesis universal con carácter latinoamericano.


Este planteamiento, o rescate, del liberalismo latinoamericano se traduce en una línea de continuidad entre las gestas libertadoras del siglo XIX (Francisco de Miranda, Simón Bolivar, José de San Martín, Bernardo O'Higgins, Tiradentes, Eloy Alfaro, Carlos Manuel de Céspedes, Benito Juárez, etc.), y las del siglo XX (Julio Antonio Mella, Aníbal Ponce, José Carlos Mariátegui, José de Vasconcelos, Augusto César Sandino, Emiliano Zapata, entre muchos otros).Este planteamiento, o rescate, del liberalismo latinoamericano se traduce en una línea de continuidad entre las gestas libertadoras del siglo XIX (Francisco de Miranda, Simón Bolivar, José de San Martín, Bernardo O'Higgins, Tiradentes, Eloy Alfaro, Carlos Manuel de Céspedes, etc.), y las del siglo XX (Julio Antonio Mella, Aníbal Ponce, José Carlos Mariátegui, José de Vasconcelos, Augusto César Sandino, Emiliano Zapata, Benito Juárez, entre muchos otros). Esta sugerencia, resultado de un ejercicio de memoria histórica, tiene por objetivo subsumir esta suerte de conglomerado de ideas liberales en las reflexiones sobre los proyectos emancipatorios pendientes. El trasfondo de esta propuesta es que las verdades alcanzadas por los miembros de los movimientos de emancipación no son revelaciones finales y clausuradas. Al contrario, son puntos de partidas para el descubrimiento de otras verdades que éstos en su tiempo no pudieron encontrar.


Una propuesta teórico-práctica de tal envergadura no es ajena a la auto-conciencia de estos filósofos. La idea que propone Hart Dávalos ya había sido sugerida por el propio Mariátegui cuando escribe, en 1928: “el socialismo contemporáneo […] es la antítesis del liberalismo; pero nace de su entraña y se nutre de su experiencia [...]. Aprecia y comprende todo lo que en la idea liberal hay de positivo: condena y ataca sólo lo que en esta idea hay de negativo y temporal.”


Los procesos emancipatorios latinoamericanos incorporan, según Hart Dávalos, un telos progresista que los distingue del europeo en su vertiente anglosajona. Así, lejos de ser una mera imitación precoz, precaria y periférica, en latinoamérica se elaboran nuevas significaciones para la emancipación. La fundamental es que la cacofonía del término liberal deja de repetirse en un plano normativo y asume el aspecto crítico de la realidad a transformar. Las ideas de libertad, igualdad y fraternidad no pierden su ubicación central en la acción política. Mas estos ideales europeos se ubican fuera de una estructura propietaria. Es decir, que el liberalismo latinoamericano que se manifiesta por primera vez en el impulso independentista de Haití en 1804, no se construye bajo la lógica del burgués-propietario, sino la de los hombres que insertos en un entramado de alianzas multiclasistas buscan su libertad.


Al trastocarse la lógica burguesa del ciudadano-propietario, el liberalismo latinoamericano nace universalista. El inicio del proceso emancipatorio, al estar signado por la abolición de la esclavitud, fija el horizonte en la totalidad de los seres humanos y en la conquista de una redención universal. No son los confines del estado-nación los límites geográficos de la vocación emancipadora.


El proyecto emancipatorio no se concibe, entonces, como un mero proceso político, sino que incluye las revoluciones sociales y culturales. De ahí que el anti-esclavismo de Toussaint L'Ouverture sea la insignia distintiva de esta traslación del paradigma. Los valores de la solidaridad y la asociatividad son dos principios adicionales. El impulso inmediato no es sólo reemplazo de las estructuras de poder político, sino también la transformación social. Don Benito Juárez consagra esta vocación en una clara lucha contra los privilegios. En un texto del 11 de enero de 1861 sostiene que su intención es disolver las clases privilegiadas y erradicar las preferencias injustas. En términos similares se pronuncia Mariano Moreno cuando señala que en vano se persiguen principios liberales si se permite la continuación de privilegios coloniales.


Ahora bien, los orígenes del liberalismo en Latinoamérica son tan diversos como los procesos emancipatorios originados a comienzos del siglo XIX. Esta diversidad se resume, al menos, en dos tipos de liberalismos a los que se hace alusión en las fuentes históricas. Por un lado, existiría un liberalismo próximo al modelo inglés al que se adjetiva como positivo, organizador o de orden. Por el otro, un liberalismo revolucionario, considerado por sus adeptos como progresistas, radical, etc. Éste último se inclina en la más de las veces por el modelo francés, aunque hay referencias al norteamericano.


El liberalismo latinoamericano, en su vertiente radical, asume de forma contundente una impronta igualitaria. Este igualitarismo, cuya cabeza europea más significativa es Rousseau, pregona la creación de instancias comunitarias suficientes para la satisfacción de las necesidades irrenunciables del individuo. El estado no es un mal necesario y, por consiguiente, objeto de políticas para su reducción a la mínima expresión. Así, tal como sostiene Javier Fernández Sebastián, al enfrentarse al despotismo colonial el liberalismo latinoamericano mantiene una estrecha asociación entre la afirmación de la libertad y la igualdad.


Esta asociación igualitaria es expresada por Francisco Bilbao del siguiente modo: “Nuestro objeto es dar a la moral y a la política de la libertad que es el derecho, a la política de la igualdad que es la ley de ese derecho, y a la política de la fraternidad, que es el vínculo moral de las individualidades libres e iguales, el eterno fundamento del axioma de la justicia” (100-1).


No obstante, la oportuna identificación de las tres vertientes referidas permite observar cómo en su enfrentamiento con el régimen colonial anterior, el liberalismo incorpora tensiones presentes en su homónimo europeo. Es, por tanto, fácil reconocer un liberalismo latinoamericano racista, sexista, clasista y euro-céntrico. De aquí la importancia de diferenciar este liberalismo latinoamericano, en tanto que cultura de emancipación, del epíteto llano con el que se caracteriza la obra teórica o práctica de pensadores latinoamericanos conservadores.


Esta demarcación no es óbice para reconocer que las disonancias entre el calificativo liberal y la propensión a la dictadura no es una característica exclusiva del ala conservadora de los liberales en América. Hay que recordar que la fatalidad de la dictadura se encuentra presente en el carácter heredado de trescientos años de colonia. Éste se traduce en una desconfianza hacia el pueblo y el ejercicio de su libertad.


Así, en la historia del siglo XIX y XX en Latinoamérica se repiten ejemplos de esta doble presencia del lenguaje de la cultura de la emancipación y un pensamiento no emancipado. El remanente de pensamiento colonial en las fórmulas liberales, por ejemplo, de Juan Bautista Alberdi (pero también podríamos incluir las de Faustino Sarmiento, Carlos Octavio Bunge, Alcides Arguedas y muchos otros) reproduce una suerte de subterfugio en el que se dan lanzas a los reclamos del llanero, pero para someterlo a la dominación de una clase a la que no pertenece. La dicotomía civilización o barbarie es la insignia de una clase afanosa por quitarse el yugo español, pero para ponérselo a los gauchos -animales bípedos de tan perversa condición- y a todo aquél que no se avenga a asumir el modelo social y económico importado de la nueva madre patria -Inglaterra-.


En la década del 80 del siglo XX, tras la crisis de la deuda, este liberalismo conservador resurge en Latinoamérica enlatado en el Consenso de Washington y sazonado con el elemento compositivo neo. El acuerdo de la tecnocracia sobre las medidas básicas para la reforma de los Estados latinoamericanos es el aspecto contemporáneo que adquiere la otrora razón colonial. El título del documento en el que John Williamson redacta los diez mandamientos del nuevo orden latinoamericano lo dice todo: What Washington Means by Policy Reform. Luego una pléyade de intelectuales (Mario Vargas Llosa, Octavio Paz, Plinio Apuleyo Mendoza, Carlos Alberto Montaner, Enrique Krauze, entre otros) se ufana por construir un pensamiento único en el que los explotados piensen, sientan y se expresen como los explotadores para que defiendan los intereses que los aniquilan.


En este punto se hace evidente que el problema de la propuesta de Hart Dávalos es distinguir qué ideas esenciales formarían parte de dicha cultura de emancipación y cuáles deberían ser descartadas. Amén de explicar con mayor profundidad cuál sería la necesidad de restactar el liberalismo, en lugar de hacer visibles otras luchas populares y nacionales aún ocultas tras el velo de la historia oficial. Dicho de otro modo, el rescate del liberalismo latinoamericano en bloque, corre el peligro de invisibilizar otras voces subalternas que se alzaron no sólo contra el dominio colonial, sino también contra las nuevas oligarquías. Los procesos emancipatorios no se mantendrían incólumes, sostiene Mariátegui, si en lugar de haber sido impulsados por la burguesía americana los hubiesen emprendido los gauchos del Río de la Plata, los cholos en el Perú, los rotos en Chile, los leperos de México. Se hubieran discutido con mayor profundidad el problema de la tierra, el etno-racial, los sistemas de dominación económico-política, etc.


El liberalismo latinoamericano en su pretendido regreso a la base cultural de los movimientos emancipatorios continentalistas del siglo XIX requiere despojar a esa base de los aspectos que convirtieron a sus consignas en parte de programas paternalistas y autoritarios. Emprender, pues, una discusión radical de sus tensiones internas para atisbar un liberalismo que, como sostiene Hugo E. Biagini, no utilice una significación análoga a la de capitalista sino a la de democrático. Éste solo es posible si se asume, al mismo tiempo, la posibilidad de superar los propios límites a los que se enfrentó el bolivarismo.


Bibliografía

Barry B. Levine (comp.). El desafío neoliberal. El fin del tercermundismo en América Latina, Norma, Colombia, 1992. Biagini, Hugo. «En torno a la crisis del liberalismo». Revista de Estudios Políticos 30 (1982): 143–155. Bilbao, Francisco. La América en peligro. Buenos Aires: 1862, Fernández Sebastián, Javier, ed. “Liberalismo”, en Diccionario político y social del mundo iberoamericano. Madrid: Fundación Carolina, SECC, CEPyC, 2009. Hart Dávalos, Armando. “Córdoba en las ideas y en los sentimientos”, en Revista Bohemia (No.24), 2008, 17. «Los dos liberalismos». Periódico Cubarte. La Habana, noviembre 29, 2007. . Juárez, Benito. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. México: Secretaría del Patrimonio Nacional, 1965, volumen 4. Mariátegui, José Carlos. 7 ensayos de interpretación de la realidad peruana. Buenos Aires: Capital Intelectual, 2009 [1928]. Moreno, Mariano. “Supresión de los honores del Presidente”, en Plan de operaciones y otros escritos. Buenos Aires: Terramar, 2010, pp, 197-202.


Agradezco la contribución personal del Dr. Armando Hart Dávalos en la carta RS-515 firmada el 23 de octubre de 2012 en La Habana, Cuba, gestionada por la colaboración de la Oficina del Programa Martiano


/ / /

Tragedia Americana

por Gerardo Oviedo UBA-UNLP

Vitalidad

por Gerardo Oviedo UBA-UNLP

Pensamiento Heterológico

por Jorge Brower, Universidad de Santiago de Chile

Geo-epistemología

por Claudio Canaparo, University of Exeter

Estado de Bienestar

por Cerdá, Juan Manuel, CONICET - UNQ

Macedonismo

por Horacio Eduardo Ruiz

Garantismo

por Marisa Miranda, Gustavo Vallejo (CONICET)

Educabilidad

por Clara Inés Stramiello (UCA –UNLA)

A Priori Vital

por Gerardo Oviedo

Recursos naturales

por Marina Lanfranco Vázquez (CIC) y Marisa Miranda (CONICET)

Superposiciones Culturales

por Fernan Gustavo Carreras (UNSE y UNT)

Educación alternativa

por Mariana Alvarado (CONICET)

Ecofeminismo

por Celina A. Lértora Mendoza, Conicet-FEPAI, USAL

Existencialismo Latinoamericano

por Marcelo Velarde Cañazares, Paris VIII

Desarrollo sustentable

por Marina Laura Lanfranco Vázquez (CIC) y Marisa Adriana Miranda (CONICET)

Hora Americana

por Hugo E. Biagini, CONICET, Academia de Ciencias

Teoría del Caos

por Fernando Vilardo, UBA

Conservacionismo

por Adrian Monjeau y Herminia Solari, Universidad de Mar del Plata

Políticas Identitarias

por María Luisa Rubinelli, Universidad de Jujuy

Crecimiento sostenido

por Felipe Livitsanos, UBA

Crítica

por Pedro Karczmarczyk, Conicet UNLP

Inmigrante argentino

por Graciela Hayes, Universidad de Rosario

Indocumentado

por Graciela Hayes, Universidad de Rosario

Resiliencia

por Horacio Eduardo Ruiz, UBA

Filosofía antihegemónica

por Álvaro B. Márquez-Fernández, Centro de Estudios Sociológicos y Antropológicos, Universidad del Zulia

Subalterno

por Rafael Ojeda

Panfleto Politíco

por Natalia Paula Fanduzzi, Universidad Nacional de Sur

Revistas

por Noemí M. Girbal-Blacha (CONICET)

Integracentrismo

por Jorge Rueda (Universidad de Santiago de Chile)

Género

por Alejandra de Arce (UNQ)

Unidad Latinoamericana

por Carlos Pérez Zavala (Universidad de Río Cuarto)

Poder simbólico

por Noemí M. Girbal-Blacha (CONICET)

Gestión Participativa de las Diversidades

por Ricardo Romero: Instituto Nacional contra la Discriminación.

Chacarero

por José Muzlera Klappenbach (UNQ)

Ambientalismo

por Marina Laura Lanfranco Vazquez (CIC)

Ecumenismo Latinoamericano

por María Teresa Brachetta

Acción directa

por Julián Rebón (UBA)

Agricultura Familiar

por José Muzlera Klappenbach (UNQ)

JUSTICIA EMANCIPADORA

por Zulay C. Díaz Montiel (Universidad del Zulia)

Sanitarismo

por Norma Sánchez (UBA)

Concientización

por Gabriella Bianco (Corredor de las Ideas)

Eticidad

por Gabriella Bianco (Corredor de las Ideas)

Laicismo

por Gabriella Bianco (Corredor de las Ideas)

No violencia

por Gabriella Bianco (Corredor de las Ideas)

Pluralismo

por Gabriella Bianco (Corredor de las Ideas)

Infancia

por Germán S. M. Torres (UNQ)

Territorio Libre

por Hugo E. Biagini, CONICET, Academia de Ciencias

Antilenguaje

por Patricia Vallejos LLobet (Universidad Nacional del Sur)

Antisemiología

por Jorge Brower Beltramin (Universidad de Santiago de Chile)

Contrahegemonía

por Francisco Hidalgo Flor (Universidad Central del Ecuador)

Neopopulismo

por Roberto Follari (Univ. Nacional de Cuyo)

Fiestas Míticas

por Claudia Bonicelli (UGNS)

Filosofar Latinoamericano

por Hugo Biagini (CONICET, Academia de Ciencias)

Autogestión

por Antonio Colomer Viadel, FADE UPV, INAUCO.

Discurso

por Carolina E. López, Universidad Nacional del Sur

Filosofía ambiental

por Alicia Irene Bugallo (UCES)

Filosofía ambiental argentina

por Alicia Irene Bugallo (UCES)

El Concepto Crítico de la Política

por Claudia Yarza, Universidad Nacional de Cuyo

La Crisis de la Política y la Pospolítica

por Claudia Yarza, Universidad Nacional de Cuyo

Comunidad de Cuestionamiento

por Mariana Alvarado, Silvana Vignale (CONICET)

Filosofía con niños

por Mariana Alvarado, Silvana Vignale (CONICET)

Experiencia de pensamiento

por Silvana Vignale, Mariana Alvarado (CONICET)

Ciudadanía holística

por Ana Irene Méndez

Arte relacional

por Ferrari, Ludmila (Universidad Javeriana de Colombia)

Estudios Visuales

por Marta Cabrera, Pontificia Universidad Javeriana (Bogotá-Colombia)

Sincretismo

por María Luisa Rubinelli, Universidad Nacional de Jujuy

Política Cultural

por Arturo Chavolla, Universidad de Guadalajara

Troskismo Argentino

por Daniel de Lucia, Instituto del Profesorado Joaquín V. Gonzalez

Desarrollo sostenido

por Juan Kornblihtt, CEICS

Descentralización educativa

por Romina De Luca, CEICS

Justicia distributiva

por Gerardo Baladrón, CEICS

Justicia internacional

por Germán Suárez, CEICS

Universalismo contextualista

por Gregor Sauerwald, Universidades de Ciencias de Münster y Católica de Montevideo

Movilidad social

por Marina Kabat, CEICS

Participación política

por Liliana Giorgis, UNCU

Salto cualitativo

por Fabián Harari, CEICS

Salud reproductiva

por Rosana López Rodríguez, CEICS

Subversión

por Stella Grenat, CEICS

Liberación (Filosofía)

por Cristina Liendo, UNC

Literaturas heterogéneas

por Graciela Maglia, Universidad Javeriana

Neozapatismo

por René Báez, Pontificia Universidad Católica, Ecuador

Memoria sonora

por Analía Lutowicz y Alejandro Herrero, Universidad Nacional de Lanús

Pedagogías de las diferencias

por Silvana Vignale, Mariana Alvarado, Marcelo Cunha Bueno, Universidad Nacional de Cuyo

Autodidaxis

por Dante Aimino, UNCo

Universidad Trashumante

por Juan Carlos Suárez, Universidad Nacional de Lanús

Legitimación

por Carlos Javier Pretti, CONICET

Abuelidad

por Hugo E. Biagini, Academia de Ciencias-Conicet

Convivencia

por Buatu Batubenge Omer, Adriana Mancilla Margalli y Benjamín Panduro Muñoz

Derecho alternativo

por Carlos Ponce de León UNCo

Transversalidad

por Maria Beatriz Quintana, UNJu.

Recursos hídricos

por María Cristina Sandoval, U.N.L.Z

Agriculturalización

por María Cristina Sandoval, U.N.L.Z

Formación Nacional

por Fabio Luis, Universidad de San Pablo

Contrahegemonía Nuestramericana

por Claudio Gallegos CONICET/ Universidad Nacional del Sur

Alteridad americana / Otredad americana

por Rafael Ojeda

Derechos Sociales

por Mónica Fernández (UNQ-UNLa)

Adolescencia

por Mónica Fernández (UNQ-UNLa)

YUNTA

por Jorge Rueda C. (Universidad de Santiago de Chile)

Nosotros

por Ricardo Melgar Bao (Instituto Nacional de Antropología e Historia, México)

Humor

por Ricardo Melgar Bao (Instituto Nacional de Antropología e Historia, México)

Mártir

por Ricardo Melgar Bao (Instituto Nacional de Antropología e Historia, México)

GIRO DESCOLONIAL

por Alejandro De Oto

PENSAMIENTO DESCOLONIAL/DECOLONIAL[1]

por Alejandro De Oto

Justicialismo

por Eduardo J. Vior (Universidad de Foz de Iguazú, Brasil)

Republicanismo

por Hugo E. Biagini (Academia de Ciencias)

Malestar en la cultura

por Mario Orozco Guzmán y David Pavón Cuéllar (Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo)

Movilización

por David Pavón Cuéllar (UMSNH) y José Manuel Sabucedo (USC)

Fuerzas Morales

por Susana Raquel Barbosa (Conicet, Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires)

Inconsciente

por Ian Parker (Universidad Metropolitana de Manchester) y David Pavón Cuéllar (Universidad Michoacana)

Georgismo

por Daniel De Lucia (Instituto Profesorado Joaquín V. González)

GAMBETA

por Di Giano, Roberto; Massarino, Marcelo; Ponisio, Julián; (Universidad de Buenos Aires)

Del principio de la igualdad

por Norman Palma (Univ. París)

Emergencia

por Rafael Pérez-Taylor (IIA-UNAM)

La imaginación

por Rafael Pérez-Taylor (IIA-UNAM)

Transdisciplina

por Rafael Pérez-Taylor (IIA-UNAM) Alejandra Ruiz Trujillo (Posgrado-UNAM)

Incertidumbre

por Rafael Pérez-Taylor (IIA-UNAM)

Reapropiación

por Brenda Tovar García

Razón ensayística.

por Janusz Wojcieszak (Universidad de Varsovia)

Ética ambiental

por Celina A. Lértora Mendoza (FEPAI)

El Logos (Pensamiento-Lenguaje) alternativo: El “Che” Suramericano

por Ricardo Nicolon

Memoria individual y colectiva

por Fernando Aínsa (Escritor y ensayista)

Ilustración Americana

por Rafael Ojeda

Sindicalismo de bases como alternativa frente a la burocracia

por Antonio Salgado

Desprejuicio

por Lucía Alicia Aguerre (UBA - CONICET)

Turismo social

por Erica Schenkel (CONICET - UNS)

Turismo alternativo

por Canoni Juan Pablo (UNS) y Schenkel Erica (CONICET - UNS)

Analogía

por Gerardo Oviedo, UBA-UNC-UCES

CIUDADANÍA AMBIENTAL

por Daniel Eduardo Gutiérrez

Compañero

por Ofelia Jany

Ecofeminismo latinoamericano

por Celina A. Lértora Mendoza (FEPAI)

Liberalismo latinoamericano

por Diego Alejandro Fernández Peychaux

Colonialidad

por Pablo Quintero (UBA - CONICET)

Sujeto criollo

por RAFAEL OJEDA

Economía Solidaria

por Pablo Quintero (UBA - CONICET)

Colonialismo Interno

por Pablo Quintero (UBA - CONICET)

Tribus urbanas

por Carlos Junquera Rubio

Evaluación educativa

por JUAN VICENTE ORTIZ FRANCO (Fundación Universitaria Los Libertadores)

CHAMPURRIA/CHAMPURRIADO

por Jorge Rueda Castro (Universidad de Santiago de Chile)

Onomantitesis

por Paolo Galassi (Università di Bologna)

Emancipación

por Elena Torre

Antagonismo

por Agustín Artese

Violencia marginal

por Florencia Prego

Extractivismo

por Andrea Cardoso (UBA-UNAJ)

Represor/a

por Analía Goldentul (IEALC/CONICET)

Integración Latinoamericana

por Juan Manuel Karg

Intelectual Latinoamericano

por Silvia E. Romagnolo

Pensamiento fronterizo

por Jung Eun Lee(UBA)

Investigación comunitaria intercultural

por Sebastián Levalle

Relativismo Cultural

por Rodrigo A. Gómez Tortosa

Mula

por María Cecilia Sánchez

Territorio

por Javier Eduardo Serrano Besil

Refugiado

por Laura Lopresti (UBA)

Campesinado

por Vannessa Morales Castro

Turismo rural comunitario

por Florencia Lance

Experimentalismo plástico latinoamericano

por Ana Beatriz Villar

Educatividad

por Osvaldo Concha

UNIVERSIDAD INTERCULTURAL

por Ana Paola Miyagusuku Miyasato

Curaduría en la periferia

por Elizabeth Hernández López, y Roberto Sanz Bustillo (UNAM, México)

Comunidad

por AA.VV.

Utopismo

por Mauro Leandro Asnes (UNS)

Insurrección

por María Eugenia Chedrese (UNS)

Ciencia

por Nora Ftulis (UNS)

Retórica

por Pablo Maximiliano Pellejero (UNS)

Exteriorismo

por Sergio Raimondi (UNS)

Nuevo Hombre

por Marina P. Verdini Aguilar (CEINA/UNS/CONICET)

FRACTURA

por Paolo Galassi (CEINA/CONICET/UNS)

/
/ /
/