name="bordes_r1_c1"

Proyecto: DICCIONARIO DEL PENSAMIENTO ALTERNATIVO II

JUSTICIA EMANCIPADORA

por Zulay C. Díaz Montiel (Universidad del Zulia)
 


(Definición o caracterización). La justicia emancipadora se inscribe en una propuesta de cambios y transformaciones sociopolíticas para Latinoamérica que responde a los intereses emancipatorios de la ciudadanía; significa, entonces, que ésta no es el resultado de la aplicación normativa de valores abstractos de la libertad, sino consecuencia de las prácticas de poder de las que se debe formar parte para la realización de otras relaciones intersubjetivas con la política. Esta praxis sociopolítica que ya comienza a adelantar la ciudadanía Latinoamericana en el marco referencial de la justicia emancipadora, puede y debe resolver y superar las formas de alienación, dominio y violencia que hasta ahora han impuesto los poderes hegemónicos del neoliberalismo. El poder económico del capital y el poder burocrático del Estado neoliberal, han reproducido una concepción política del poder en Latinoamérica, que se refleja en los imaginarios sociales e interacciones colectivas como insuperables histórica y culturalmente. El sentido emancipador de esta justicia lo define una praxis del poder que reside en una ciudadanía contestataria e insumisa, que toma conciencia revolucionaria de su desacato y desobediencia cívica al desideologizar y repolitizar la institucionalidad del Estado. Las relaciones de poder que se tejen intersubjetivamente entre los dominados nutren los deseos y las vivencias de la emancipación como praxis posible para su realización ciudadana y humana. Se descubre que la realidad social en la reproducción del sistema neoliberal a través del Estado y del mercado, se convierte para los ciudadanos y ciudadanas, en un orden extraño porque acentúa mayores espacios de exclusión, desigualdad y falta de solidaridad. Se plantea, a través de esta justicia con carácter emancipador, la praxis social de la libertad para ejercer el poder a partir de la autodeterminación política de la ciudadanía que a través de la formación de una voluntad común, crea una voluntad de poder para el cambio y la transformación social frente a los poderes constituidos. Al promover el diálogo y la deliberación ciudadana como una forma de democracia participativa, la justicia emancipadora adversa a la racionalidad de la política instrumental del Estado. Son los ciudadanos los que pueden transformar el Estado moderno y recuperar su gobernabilidad a través de su legítima participación. Es la alternativa para ciudadanizar el Estado, donde emancipar es sinónimo de luchas ciudadanas para reivindicar el Estado social de derecho tan ausente de la política. Para lograrlo, el quiebre de las reglas políticas de la modernidad se produce a través de las praxis alternativas de los movimientos emancipatorios. v. gr., la experiencia venezolana a partir de 1999 con la entrada en vigencia de la nueva carta magna, devela un avance importantísimo en materia de democracia participativa y directa, al darle rango jurídico a la acción política ciudadana desde la creación de los consejos comunales. La participación directa del pueblo en la formación, ejecución y control de gestión pública, materializa formas concretas en la búsqueda del interés comunitario; son los propios involucrados desde las asambleas de ciudadanas y ciudadanos, los que ahora identifican las apremiantes necesidades de la vida en colectivo que se debe satisfacer. (Orígenes). Tiene como origen el espacio público y la crítica al discurso político de la hegemonía histórica y cultural de la sociedad neoliberal. Recupera para la política el Estado ético-moral (DELGADO-OCANDO, 1979); además, resitúa la figura del actor social en su rol de vanguardia al convertir a la ciudadanía en el registro del ejercicio y dirección del poder público frente al poder político constituido del Estado. Entonces, la justicia pasa a ser el factum de un bien creado por la polis que sólo los ciudadanos y ciudadanas en el ejercicio de su poder originario pueden producir. Entre justicia formal y justicia material, entre la justicia institucional del Estado y la justicia práctica del ciudadano, existe una realidad dicotómica que es necesario cuestionar. La praxis sociopolítica ciudadana de la justicia emancipadora, tiene su origen en el déficit de igualdad, bien y equidad, del que padecen las instituciones políticas de la modernidad. Es el resultado de un modelo organizacional y de desarrollo del capitalismo, que atenta contra los derechos de la vida humana. Los supuestos sociopolíticos y filosóficos de la sociedad posindustrial se encuentran enraizados en una concepción cartesiana de la racionalidad tecno-científica del conocimiento que privilegia un discurso instrumental que tiene como escenario el mercado y la rentabilidad del capital, y se coloca por encima de los derechos sociopolíticos de los ciudadanos y ciudadanas. El espacio público que debía estar al servicio de la deliberación ciudadana se ha convertido en otro espacio hegemónico represado por el mercado; otro poder más que instrumentaliza la acción social y la pone al servicio de intereses de clases que restringen los procesos de interacción democrática. Se deslegitima el poder de la ciudadanía como poder originario capaz de construir, a través de la solidaridad y la justicia social, el espacio público donde se concrete la humanización de los individuos. La reproducción del consumo desintegra el tejido social de la solidaridad para producir el injusto mundo de la marginalidad. La justicia aparece asociada menos a lo político, y cada vez más a lo económico. Se invierten los valores y procesos. Esto lesiona de manera determinante los principios de justicia y equidad social, lo que genera una crisis de legitimidad de la institucionalización sociopolítica moderna. En este contexto, la episteme hegemónica de la racionalidad política del Estado moderno capitalista (MÁRQUEZ-FERNÁNDEZ, 2008) si bien alcanza un mayor nivel de jerarquizaciones, también, entra en una crisis orgánica y estructural de su hegemonía al ampliarse los márgenes de las injusticias sociales. Es inherente a la producción del capital los excedentes de pobreza y exclusión del sistema. Esta disfuncionalidad propia de la ineficaz autorregulación del sistema de producción capitalista al no producir una riqueza económica para todos, da origen a fisuras que deben ser subsanadas por medio de la ideología. Precisamente, el discurso ideológico es encubridor de las injusticias sociales del Estado capitalista, por lo que es necesario develar la reproducción de un orden social reificado, que trata por todos los medios de esconder las fuertes contradicciones y los serios conflictos que se han concretado en niveles de deshumanización, irracionalidad e injusticias alarmantes y de las que han sido objeto las sociedades tercermundistas actuales. En vez del derecho a la diferencia, la política moderna que se ha impuesto ha concretado el derecho a la indiferencia (BOAVENTURA DE SOUSA, S, 2004:207). (Alternativa o innovación). La Justicia Emancipadora está contextualizada por una Teoría Crítica del poder que enfrenta el momento histórico actual de las políticas neoliberales del capitalismo, a través de un discurso antihegemónico que profesa la recuperación del otro como excluido y sujeto de represión (HINKELAMMERT, 2005) y sujeto insumiso (SALAZAR PÉREZ, 2005) en un ámbito de las praxis sociales donde la libertad siempre es emancipadora de cualquier orden hegemónico. El poder originario que tiene como sujeto el ciudadano emancipador, debe asumirlo para impulsar la transformación del Estado. El Estado no es una condición dada a priori, él resulta de las interacciones de las dinámicas sociales. Si se necesita de la presencia del Estado es porque no es suficiente con imaginarlo, sino también con su realización política y pública (LEWKOWICZ, I, 2004:10). No se trata de constituir un frente descentralizado para eliminar sustantivamente el Estado; por el contrario, se trata de reformar al Estado desde una democracia participativa, deliberativa y verdaderamente plural y ciudadana. Esto haría que el Estado se fortaleciera frente a los imperativos sistémicos, dando paso a que los ciudadanos tengan la prioridad a su reconocimiento, y no las falsas representaciones producidas por el capital. La emancipación debe brotar del pueblo soberano que se hace ciudadano para comprometer su responsabilidad política y garantizar frente al Estado mismo, un estatus de poder que reivindique condiciones humanas para la vida de todos y en especial de los millones de personas invisibilizadas por una exclusión que los coloca en los abismos de la miseria y la desesperanza. La discusión debe ser pública y abierta al momento de diagnosticar las brechas de las desigualdades, entre el capital que impone las reglas del juego y los más débiles. No se pueden seguir generando injusticias y para evitarlas, hay que superar la democracia representativa que legitima al Estado neoliberal capitalista por medio de la actuación pública y autónoma de ciudadanos emancipados que asumen su poder originario con el propósito de desmontar el monopolio exclusivo de la gobernanza del Estado neoliberal. Absorber a los excluidos de la sociedad en los espacios de convivencia y avanzar en la construcción de la nueva acepción teórico-práctica de lo que significa ser ciudadano y cómo dirigir el proceso democrático como un proceso de apropiación social para todos, es tarea de una política donde el diálogo prevalezca frente a los poderes enquistados. Para esta y otras reconfiguraciones sociales las actuales instituciones son insuficientes para una democratización que siembre el germen de la nueva ciudadanía (GARRETÓN, M, 2002). La construcción de la nueva sociedad, está en subordinar el poder político y económico al poder ciudadano para constituir un nuevo orden sociopolítico más justo y solidario. (Modalidades). La anomia societal que ha resultado de la crisis de legitimidad de la hegemonía capitalista, es la expresión de una crisis del sentido de la política y una crisis de la racionalidad que conlleva a la desintegración social (ACOSTA, Y, 2003:9). El resultado son nuevas formas de acción colectiva que hay que teorizar para canalizar las demandas de un colectivo insatisfecho que comienza a cuestionar las mediaciones, v.gr., de los partidos políticos y la mayoría de las prácticas sociopolítica tradicionales. De la desobediencia cívica hasta los movimientos sociales, desde los grupos insurrectos hasta el enfrentamiento de clases, se puede observar que las prácticas ciudadanas van en busca de una conquista de los propios espacios donde el Estado reside y los excluye. El avance de los movimientos sociales en la construcción de la ciudadanía pública con derechos políticos, visto desde una filosofía política de la inclusión, permitirá mucho más el desarrollo de los procesos de justicia social para todos. Son numerosas las alternativas que se plantean desde América Latina. Son muchas las formas emergentes de la ciudadanía para intervenir en el espacio público. En un incisivo esfuerzo se intenta por romper, a través de la acción pública de calle, con la ortodoxia y dogmática de los partidos políticos y la mayoría de las instituciones cívicas opresoras adeptas al sistema neoliberal. Los nuevos actores sociopolíticos en latinoamérica, comienzan a actuar más allá de las mediaciones político-partidistas. La organización comunal, la asociación y reunión de vecinos, las organizaciones técnicas de profesionales de la comunidad, los movimientos sociales para demandas específicas como formas de acción colectiva que van ahora de abajo hacia arriba con miras a instituir la transformación societal desde la emancipación política ciudadana, son unos de los ejemplos más notorios para entender que a pesar de su insipiencia, el poder ciudadano en Latinoamérica comienza a organizarse. (Reflexiones, conclusiones y/o perspectivas). Los nuevos roles sociales que se van perfilando ponen en tela de juicio los espacios de dominio político del Estado capitalista en la organización y regulación de las interacciones sociales. Ahora, estos espacios no pueden ser silenciados por una ausencia de participación de grupos, movimientos, sectores y colectivo social, receptores de la exclusión en la toma de decisiones por parte de los dirigentes de las políticas públicas del Estado. Se abre así, un espacio de reconocimiento del otro, promovido por la acción directa de estos excluidos del sistema que ahora se autoafirman desde los derechos de ciudadanía que van conquistando poco a poco con su activismo político en el espacio público. Las nuevas condiciones sociopolíticas que propician los actores sociales provienen de luchas cada vez menos clandestinas, donde se denuncia el dominio instrumental de las instituciones políticas sobre el mundo de vida cotidiano y ciudadano de una colectividad que está cuestionando cada vez más, las representaciones sociales de la que es objeto por parte del discurso ideológico de la clases hegemónicas y el Estado centralista. Se trata de situar en el espacio público la praxis política ciudadana donde debemos propiciar el discurso como el medio de interacción/intervención en las relaciones políticas que se establecen como válidas y legítimas. Para transformar las estructuras de coacción y cohesión que sirven al statu quo del Estado neoliberal, las sociedades deberán proveerse de una praxis discursiva ciudadana que irrumpa en el orden estático pre-establecido del lenguaje político de las clases hegemónicas que tienden a la uniformidad del pensamiento y la participación. El nuevo sentido sociopolítico que la justicia emancipadora le debe imprimir a las sociedades actuales, dependerá de la formación de una voluntad común y una opinión pública ciudadana y autónoma, que se haga capaz de develar el dominio político y legitimador de las prácticas instrumentales del Estado. El nuevo orden social habrá de consensuar las normas y procedimientos que garanticen la convivencia colectiva desde una diversidad ciudadana que haga posible otros escenarios y dinámicas para la integración social.

. Centro de Estudios Sociológicos y Antropológicos (CESA). Facultad de Ciencias Económicas y Sociales. . Maracaibo, Estado Zulia, Venezuela. E-mail: diazzulay@hotmail.com

Referencias bibliográficas

- ACOSTA, Yamandú. (2003). Las nuevas referencias de pensamiento crítico en América Latina. Ética y ampliación de la sociedad civil. Uruguay. Universidad de la República. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación.

- BOAVENTURA DE SOUSA, Santos. (2005). El milenio huérfano. Ensayos para una nueva cultura política. Colombia. Trota/Ilse.

- GARRETÓN, Manuel. (2002).“La transformación de la acción colectiva en América Latina”, Revista CEPAL, No. 76, Chile.

- LEWKOWICZ, Ignacio. (2004). Pensar sin Estado. La subjetividad en la era de la fluidez. Argentina. Paidós.

- HINKELAMMERT, Franz (2005): El sujeto y la ley. El retorno del sujeto reprimido. El Perro y la Rana, Caracas.

- DELGADO OCANDO, José Manuel (1979). Hipótesis para una filosofía antihegemónica del Derecho y del estado. Universidad del Zulia, Maracaibo, Venezuela.

- MÁRQUEZ-FERNÁNDEZ, Álvaro (2008). “Crítica a la episteme política del Estado Moderno en la América Latina”. IX Encuentro Corredor de las Ideas, 23 y 25 de Julio, Asunción, Paraguay.

- SALAZAR, P., Robinson. & LENGUITA, P. (Comp.) (2005). Democracia emancipatoria. Argentina. Librosenred.

/ / /

Tragedia Americana

por Gerardo Oviedo UBA-UNLP

Vitalidad

por Gerardo Oviedo UBA-UNLP

Pensamiento Heterológico

por Jorge Brower, Universidad de Santiago de Chile

Geo-epistemología

por Claudio Canaparo, University of Exeter

Estado de Bienestar

por Cerdá, Juan Manuel, CONICET - UNQ

Macedonismo

por Horacio Eduardo Ruiz

Garantismo

por Marisa Miranda, Gustavo Vallejo (CONICET)

Educabilidad

por Clara Inés Stramiello (UCA –UNLA)

A Priori Vital

por Gerardo Oviedo

Recursos naturales

por Marina Lanfranco Vázquez (CIC) y Marisa Miranda (CONICET)

Superposiciones Culturales

por Fernan Gustavo Carreras (UNSE y UNT)

Educación alternativa

por Mariana Alvarado (CONICET)

Ecofeminismo

por Celina A. Lértora Mendoza, Conicet-FEPAI, USAL

Existencialismo Latinoamericano

por Marcelo Velarde Cañazares, Paris VIII

Desarrollo sustentable

por Marina Laura Lanfranco Vázquez (CIC) y Marisa Adriana Miranda (CONICET)

Hora Americana

por Hugo E. Biagini, CONICET, Academia de Ciencias

Teoría del Caos

por Fernando Vilardo, UBA

Conservacionismo

por Adrian Monjeau y Herminia Solari, Universidad de Mar del Plata

Políticas Identitarias

por María Luisa Rubinelli, Universidad de Jujuy

Crecimiento sostenido

por Felipe Livitsanos, UBA

Crítica

por Pedro Karczmarczyk, Conicet UNLP

Inmigrante argentino

por Graciela Hayes, Universidad de Rosario

Indocumentado

por Graciela Hayes, Universidad de Rosario

Resiliencia

por Horacio Eduardo Ruiz, UBA

Filosofía antihegemónica

por Álvaro B. Márquez-Fernández, Centro de Estudios Sociológicos y Antropológicos, Universidad del Zulia

Subalterno

por Rafael Ojeda

Panfleto Politíco

por Natalia Paula Fanduzzi, Universidad Nacional de Sur

Revistas

por Noemí M. Girbal-Blacha (CONICET)

Integracentrismo

por Jorge Rueda (Universidad de Santiago de Chile)

Género

por Alejandra de Arce (UNQ)

Unidad Latinoamericana

por Carlos Pérez Zavala (Universidad de Río Cuarto)

Poder simbólico

por Noemí M. Girbal-Blacha (CONICET)

Gestión Participativa de las Diversidades

por Ricardo Romero: Instituto Nacional contra la Discriminación.

Chacarero

por José Muzlera Klappenbach (UNQ)

Ambientalismo

por Marina Laura Lanfranco Vazquez (CIC)

Ecumenismo Latinoamericano

por María Teresa Brachetta

Acción directa

por Julián Rebón (UBA)

Agricultura Familiar

por José Muzlera Klappenbach (UNQ)

JUSTICIA EMANCIPADORA

por Zulay C. Díaz Montiel (Universidad del Zulia)

Sanitarismo

por Norma Sánchez (UBA)

Concientización

por Gabriella Bianco (Corredor de las Ideas)

Eticidad

por Gabriella Bianco (Corredor de las Ideas)

Laicismo

por Gabriella Bianco (Corredor de las Ideas)

No violencia

por Gabriella Bianco (Corredor de las Ideas)

Pluralismo

por Gabriella Bianco (Corredor de las Ideas)

Infancia

por Germán S. M. Torres (UNQ)

Territorio Libre

por Hugo E. Biagini, CONICET, Academia de Ciencias

Antilenguaje

por Patricia Vallejos LLobet (Universidad Nacional del Sur)

Antisemiología

por Jorge Brower Beltramin (Universidad de Santiago de Chile)

Contrahegemonía

por Francisco Hidalgo Flor (Universidad Central del Ecuador)

Neopopulismo

por Roberto Follari (Univ. Nacional de Cuyo)

Fiestas Míticas

por Claudia Bonicelli (UGNS)

Filosofar Latinoamericano

por Hugo Biagini (CONICET, Academia de Ciencias)

Autogestión

por Antonio Colomer Viadel, FADE UPV, INAUCO.

Discurso

por Carolina E. López, Universidad Nacional del Sur

Filosofía ambiental

por Alicia Irene Bugallo (UCES)

Filosofía ambiental argentina

por Alicia Irene Bugallo (UCES)

El Concepto Crítico de la Política

por Claudia Yarza, Universidad Nacional de Cuyo

La Crisis de la Política y la Pospolítica

por Claudia Yarza, Universidad Nacional de Cuyo

Comunidad de Cuestionamiento

por Mariana Alvarado, Silvana Vignale (CONICET)

Filosofía con niños

por Mariana Alvarado, Silvana Vignale (CONICET)

Experiencia de pensamiento

por Silvana Vignale, Mariana Alvarado (CONICET)

Ciudadanía holística

por Ana Irene Méndez

Arte relacional

por Ferrari, Ludmila (Universidad Javeriana de Colombia)

Estudios Visuales

por Marta Cabrera, Pontificia Universidad Javeriana (Bogotá-Colombia)

Sincretismo

por María Luisa Rubinelli, Universidad Nacional de Jujuy

Política Cultural

por Arturo Chavolla, Universidad de Guadalajara

Troskismo Argentino

por Daniel de Lucia, Instituto del Profesorado Joaquín V. Gonzalez

Desarrollo sostenido

por Juan Kornblihtt, CEICS

Descentralización educativa

por Romina De Luca, CEICS

Justicia distributiva

por Gerardo Baladrón, CEICS

Justicia internacional

por Germán Suárez, CEICS

Universalismo contextualista

por Gregor Sauerwald, Universidades de Ciencias de Münster y Católica de Montevideo

Movilidad social

por Marina Kabat, CEICS

Participación política

por Liliana Giorgis, UNCU

Salto cualitativo

por Fabián Harari, CEICS

Salud reproductiva

por Rosana López Rodríguez, CEICS

Subversión

por Stella Grenat, CEICS

Liberación (Filosofía)

por Cristina Liendo, UNC

Literaturas heterogéneas

por Graciela Maglia, Universidad Javeriana

Neozapatismo

por René Báez, Pontificia Universidad Católica, Ecuador

Memoria sonora

por Analía Lutowicz y Alejandro Herrero, Universidad Nacional de Lanús

Pedagogías de las diferencias

por Silvana Vignale, Mariana Alvarado, Marcelo Cunha Bueno, Universidad Nacional de Cuyo

Autodidaxis

por Dante Aimino, UNCo

Universidad Trashumante

por Juan Carlos Suárez, Universidad Nacional de Lanús

Legitimación

por Carlos Javier Pretti, CONICET

Abuelidad

por Hugo E. Biagini, Academia de Ciencias-Conicet

Convivencia

por Buatu Batubenge Omer, Adriana Mancilla Margalli y Benjamín Panduro Muñoz

Derecho alternativo

por Carlos Ponce de León UNCo

Transversalidad

por Maria Beatriz Quintana, UNJu.

Recursos hídricos

por María Cristina Sandoval, U.N.L.Z

Agriculturalización

por María Cristina Sandoval, U.N.L.Z

Formación Nacional

por Fabio Luis, Universidad de San Pablo

Contrahegemonía Nuestramericana

por Claudio Gallegos CONICET/ Universidad Nacional del Sur

Alteridad americana / Otredad americana

por Rafael Ojeda

Derechos Sociales

por Mónica Fernández (UNQ-UNLa)

Adolescencia

por Mónica Fernández (UNQ-UNLa)

YUNTA

por Jorge Rueda C. (Universidad de Santiago de Chile)

Nosotros

por Ricardo Melgar Bao (Instituto Nacional de Antropología e Historia, México)

Humor

por Ricardo Melgar Bao (Instituto Nacional de Antropología e Historia, México)

Mártir

por Ricardo Melgar Bao (Instituto Nacional de Antropología e Historia, México)

GIRO DESCOLONIAL

por Alejandro De Oto

PENSAMIENTO DESCOLONIAL/DECOLONIAL[1]

por Alejandro De Oto

Justicialismo

por Eduardo J. Vior (Universidad de Foz de Iguazú, Brasil)

Republicanismo

por Hugo E. Biagini (Academia de Ciencias)

Malestar en la cultura

por Mario Orozco Guzmán y David Pavón Cuéllar (Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo)

Movilización

por David Pavón Cuéllar (UMSNH) y José Manuel Sabucedo (USC)

Fuerzas Morales

por Susana Raquel Barbosa (Conicet, Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires)

Inconsciente

por Ian Parker (Universidad Metropolitana de Manchester) y David Pavón Cuéllar (Universidad Michoacana)

Georgismo

por Daniel De Lucia (Instituto Profesorado Joaquín V. González)

GAMBETA

por Di Giano, Roberto; Massarino, Marcelo; Ponisio, Julián; (Universidad de Buenos Aires)

Del principio de la igualdad

por Norman Palma (Univ. París)

Emergencia

por Rafael Pérez-Taylor (IIA-UNAM)

La imaginación

por Rafael Pérez-Taylor (IIA-UNAM)

Transdisciplina

por Rafael Pérez-Taylor (IIA-UNAM) Alejandra Ruiz Trujillo (Posgrado-UNAM)

Incertidumbre

por Rafael Pérez-Taylor (IIA-UNAM)

Reapropiación

por Brenda Tovar García

Razón ensayística.

por Janusz Wojcieszak (Universidad de Varsovia)

Ética ambiental

por Celina A. Lértora Mendoza (FEPAI)

El Logos (Pensamiento-Lenguaje) alternativo: El “Che” Suramericano

por Ricardo Nicolon

Memoria individual y colectiva

por Fernando Aínsa (Escritor y ensayista)

Ilustración Americana

por Rafael Ojeda

Sindicalismo de bases como alternativa frente a la burocracia

por Antonio Salgado

Desprejuicio

por Lucía Alicia Aguerre (UBA - CONICET)

Turismo social

por Erica Schenkel (CONICET - UNS)

Turismo alternativo

por Canoni Juan Pablo (UNS) y Schenkel Erica (CONICET - UNS)

Analogía

por Gerardo Oviedo, UBA-UNC-UCES

CIUDADANÍA AMBIENTAL

por Daniel Eduardo Gutiérrez

Compañero

por Ofelia Jany

Ecofeminismo latinoamericano

por Celina A. Lértora Mendoza (FEPAI)

Liberalismo latinoamericano

por Diego Alejandro Fernández Peychaux

Colonialidad

por Pablo Quintero (UBA - CONICET)

Sujeto criollo

por RAFAEL OJEDA

Economía Solidaria

por Pablo Quintero (UBA - CONICET)

Colonialismo Interno

por Pablo Quintero (UBA - CONICET)

Tribus urbanas

por Carlos Junquera Rubio

Evaluación educativa

por JUAN VICENTE ORTIZ FRANCO (Fundación Universitaria Los Libertadores)

CHAMPURRIA/CHAMPURRIADO

por Jorge Rueda Castro (Universidad de Santiago de Chile)

Onomantitesis

por Paolo Galassi (Università di Bologna)

/
/ /
/