Pensamiento Latinoamericano y Alternativo
SOBRE CECIES LOGIN
Volver a subsección: filosofia

Recordando al maestro

Alejandro Serrano (filósofo nicaragüense)

Hace unos días mi estimado amigo Pablo Guadarrama me informó de la muerte del doctor Arturo Andrés Roig, uno de los grandes pensadores argentinos y latinoamericanos del siglo XX y de lo que va del presente siglo.

Tuve el privilegio de compartir con el maestro Roig en diferentes encuentros de filosofía en Argentina, Brasil, México y Alemania y de participar junto a él y otros escritores, bajo su dirección, en el número 22 de la Enciclopedia Iberoamericana de Filosofía , sobre El pensamiento social y político iberoamericano del siglo XIX , con un trabajo sobre Las últimas etapas de la Ilustración y el despertar y desarrollo del romanticismo. Igualmente ambos formamos parte del grupo de cien filósofos invitados por la revista internacional de filosofía Concordia , publicada en Alemania y dirigida por Raúl Fornet Betancourt, para responder la pregunta ¿Quo Vadis, Philosophie?, al cierre del siglo XX e inicios del XXI, y del libro Semillas en el tiempo , el latinoamericanismo filosófico contemporáneo, dirigido por Clara Alicia Jalif de Bertranou.

Quizás uno de los momentos más emotivos fue participar con una exposición en el acto inaugural del homenaje que se le brindó en Buenos Aires en el año 2000, junto al gran maestro uruguayo del pensamiento latinoamericano, Arturo Ardao, fallecido hace ya algunos años.

Compartir con él en congresos y reuniones internacionales de filosofía fue para mí, y para muchos de mis amigos latinoamericanos, una oportunidad invaluable de aprender de su sabiduría y generosidad, así como de su rigor y exigencia intelectual. Por ello su amistad fue un magisterio impartido, sin ninguna pretensión, en su conversación y en sus escritos, los que constituyen una obra fundamental de la filosofía latinoamericana, tanto por su reflexión sobre el pensamiento y la realidad sociopolítica en nuestro continente, como por los aportes metodológicos y epistemológicos que contienen.

Durante mi rectorado, la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-Managua, le otorgó en ceremonia solemne que se realizó en el mes de mayo de 1994, el título de Doctor Honoris Causa. El discurso pronunciado por el maestro Roig al recibir la máxima distinción académica de nuestra Universidad, fue una verdadera cátedra de filosofía en la que planteó los rasgos principales de la crisis mundial, la situación particular de América Latina, el relato y las lógicas discursivas y el camino hacia una posible historia mundial.

Creo que la obra de Arturo Andrés Roig, la lucidez racional y el rigor conceptual, se ven enriquecidos por la inserción que hace de la razón en la historia, deviniendo así una razón concreta para una historia concreta, lo que confiere a su filosofía, en sentido estricto, su carácter de universalidad.

El sujeto de su filosofar no se agota en el individuo, sino que se trasciende y realiza en una categoría más amplia y profunda, como es la categoría de pueblo, devenida en Roig, el verdadero sujeto del quehacer filosófico latinoamericano.

A diferencia de Hegel para quien la filosofía es fruto de atardeceres, “el búho de Minerva solo alza el vuelo a la caída de la noche”, para Roig la filosofía latinoamericana es matinal y como tal tiene la función de referirse no solamente a lo que ha sido y a lo que es, sino sobre todo a lo que será, en tanto parte fundamental en la construcción de un mañana sin opresión, colonialismo y esclavitud.

Cierto que el hoy lleva en sí el ayer, pues como dice Ortega y Gasset, en la historia de las ideas hijas llevan en vientre a sus madres; cierto es también que en el presente, además de las raíces del pasado, está la semilla del porvenir.

Sartre dice: “soy mi pasado, sin posibilidad de no serlo; soy mi futuro, con posibilidad de no serlo”. “Llega ser lo que eres” decía Píndaro. La posibilidad de las sociedades de no llegar en el futuro a ser lo que deberían, encierra, no obstante, la posibilidad de llegar a serlo y de realizar históricamente la vida de un pueblo. El futuro en la filosofía de Roig, no es un futuro abstracto y simplemente cronológico, sino que es un futuro que depende de lo que se haga hoy. En ese empeño, la filosofía tiene una tarea imprescindible e impostergable. Por eso es que nuestra filosofía es de amaneceres y no de atardeceres, y su símbolo no es el búho de Minerva de vuelo nocturno, del que nos habla Hegel, sino el ave matutina que alza su vuelo y canta con los primeros rayos de la aurora.

Ofelia Schutte, en sus reflexiones sobre el pensamiento de Roig nos dice: “De acuerdo con el conocido pensamiento de Roig, la filosofía latinoamericana le pertenece a la aurora, no al crepúsculo que caracteriza el conocimiento filosófico Hegeliano, cuyo símbolo es el búho de Minerva… La autoconciencia latinoamericana, nacida en este tipo de ruptura, comienza a filosofar acerca de su propio nacimiento histórico en un mundo que hasta ese instante le era ajeno”.

Ruptura y restauración, análisis y síntesis, reconstrucción de la historia desde la visión de Calibán y no de Próspero, es un nuevo sentido del diálogo La Tempestad de Shakespeare, recreado por Roig desde la visión de los oprimidos que luchan por su liberación total.

No se trata pues de rechazar, sino de asumir una cultura para transformar con ella el mundo de la opresión, en el mundo de la libertad. Calibán, nos dice Roig, ha operado una transmutación axiológica.

En el año 2002, vi al maestro Roig por última vez en la Universidad de Alcalá de Henares, en España, en donde se realizaba el Congreso Iberoamericano de Ética y Política. Conversamos mucho sobre Nicaragua, Argentina, América Latina, y sobre la posibilidad de la filosofía latinoamericana de ser un verdadero factor de cambio y reconstrucción de nuestra sociedad. Hoy que ya no está físicamente, Arturo Andrés Roig está presente en su obra y en su ejemplo, en el recuerdo de todos sus amigos y discípulos argentinos y latinoamericanos, y en el esfuerzo de continuar el camino hacia la construcción de una sociedad libre y justa.

Jurista, filósofo y escritor nicaragüense


Sin pdf disponible
Términos y Condiciones